Informe Social Watch 2012

Una multitud inunda este centro
comercial en Robinson,
Pensilvania, EEUU.
(Foto: David Fulmer/Flickr/CC)

El consumo insostenible por parte de los sectores sociales y los países más ricos, además de alimentar los indicadores de producción y comercio con que se mide usualmente la prosperidad, fomenta la depredación de recursos naturales y el deterioro ambiental sin ayudar en la reducción de la pobreza. El Informe de Social Watch 2012 profundiza en la comprensión del fenómeno y en propuestas para ponerle límites concretos en junio, cuando sesione en Rio de Janeiro la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable (Río2012).

Barrio pobre de Nairobi, Kenia.
(Foto: khym54/Flickr/CC)

A pesar de los compromisos internacionales, 1.600 millones de personas de todo el mundo viven en condiciones de vivienda deficientes, y 828 millones carecen de servicios adecuados de agua y saneamiento en el Sur en desarrollo. En su aporte al Informe de Social Watch 2012, expertos advirtieron que los problemas se agravan por las desigualdades dentro y fuera de los países, las privatizaciones, la desaparición de propiedades comunales, las migraciones, los desalojos forzados, la especulación sobre la tierra y el cambio climático.  

jeronimo gama

Autor: Isabel Ortiz Perez

(Foto: Gabby DC/Flickr/CC)

Las futuras generaciones no pueden controlar el presente. Necesitan instituciones internacionales que las defiendan. La Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sustentable (Rio+20) ofrecerá el año próximo la oportunidad para fundarlas, coincidieron representantes de la sociedad civil de todo el mundo en sus aportes al Informe de Social Watch 2012, que será presentado en Nueva York el viernes 9.

Syndicate content