Olvidados: la pobreza y el medioambiente

Social Watch Alemania
Uwe Kerkow

El cambio de gobierno como resultado de las elecciones de 2009 aún no ha producido beneficio alguno para los pobres y demás afectados por la crisis financiera. No se percibe un cambio de rumbo en el mercado laboral ni en las políticas sociales, y el empobrecimiento de grandes sectores de la sociedad prosigue. Por otra parte, las cuestiones medioambientales han tenido un papel muy secundario en la respuesta del Gobierno a la crisis. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, sólo 6 de las 32 medidas de estímulo a la economía tuvieron un impacto positivo en el medioambiente, y apenas 13% de ellas pueden considerarse sostenibles.

A pesar de las medidas de apoyo del Gobierno de EUR 480 mil millones para los bancos y la industria y paquetes de estímulo económico de EUR 107 mil millones, la crisis financiera claramente ha dejado su huella en la economía alemana. Es cierto que ha habido menos despidos de lo que se temía, pero quienes tienen empleo en la actualidad deben manejarse con menos dinero. En 2009, por primera vez en los más de 60 años de historia de la República Federal, los empleados tuvieron que aceptar un recorte de 0,4% en los salarios y jornales reales brutos (aproximadamente EUR 100) [1]. Esta disminución de ingresos per cápita se produjo principalmente por la expansión del trabajo de media jornada y una reducción de las horas extras. El sector manufacturero se vio especialmente afectado, con una disminución de los ingresos per cápita de 3,6% (aunque se observó un aumento del 4,4% basado en los jornales por hora).

Progresivo empeoramiento de las condiciones sociales

Alrededor de 6,5 millones de personas – más de uno de cada cinco empleados – están trabajando por montos por hora por debajo del salario mínimo de acuerdo con un informe del Instituto para el Trabajo, Capacitación y Formación de la Universidad de Duisburg-Essen[2]. El porcentaje de empleados con formación profesional que se ve obligado a trabajar en el sector de bajos salarios también ha aumentado considerablemente. Los trabajadores sin cualificaciones formales sólo representan alrededor del 20% de este sector.

 

El empeoramiento de las condiciones está afectando a todos los grupos desfavorecidos de la sociedad: a mediados de 2009, el número de beneficiarios de la asistencia de la agrupación Tafel, banco de alimentos, se elevó por primera vez a más de 1 millón[3]. Las iniciativas de asistencia social de Tafel funcionan en la mayoría de las ciudades alemanas, recibiendo donaciones de alimentos del sector comercial y, con el apoyo de alrededor de 40.000 voluntarios, suministrando provisiones básicas a las personas que no pueden satisfacer sus necesidades diarias. El presidente de la asociación Deutsche Bundesverband, Tafel e.V., Gerd Häuser, ha instado al Gobierno a nombrar un Comisionado para la Lucha Contra la Pobreza, “dotado de amplias facultades para coordinar las actividades de los cuatro ministerios federales[4] responsables de la reducción de la pobreza, y para actuar como punto de contacto para las organizaciones privadas tales como las iniciativas de Tafel o asociaciones de bienestar[5].

En Alemania se ignora el derecho a la educación convencional de los niños discapacitados

Vernor Muñoz, Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la educación, visitó Alemania a principios de 2010 y nuevamente expresó con claridad su crítica respecto del fracaso de las autoridades educativas en proporcionar plazas suficientes en las escuelas convencionales para los niños con discapacidades tales como el síndrome de Down. Aunque la escolaridad integradora es un requerimiento de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que Alemania ratificó en 2007, alrededor de 400.000 niños y niñas con discapacidad (85%) asisten a escuelas especialesA.

Muñoz ya había presentado un informe al Consejo de Derechos Humanos en 2007 sobre su misión a Alemania el año anterior. En él, expresó su convencimiento de que: “el proceso de clasificación que tiene lugar en el nivel de educación secundaria básica (…) no evalúa a los estudiantes de manera adecuada y en vez de ser inclusiva, es exclusiva, puesto que pudo comprobar durante la visita que, por ejemplo, los niños pobres y emigrantes – así como los niños con discapacidad – se ven afectados negativamente por el sistema de clasificación” B.

La respuesta del Gobierno a este informe consiste en unos cuantos párrafos que no abordan el fondo de las críticas: “La asistencia obligatoria a la escuela concierne a [los niños discapacitados] de igual modo que a los niños y jóvenes sin discapacidad. (…) Los estudiantes con discapacidad asisten tanto a centros convencionales junto con estudiantes sin discapacidad como a escuelas especiales [Sonderschulen] o escuelas para niños con necesidades educativas especiales [Förderschulen]”C. Sin embargo, se está tomando el asunto más seriamente de lo que la declaración citada anteriormente podría sugerir: en 2008, el Instituto Alemán de Derechos Humanos recibió el encargo de vigilar la implementación de la Convención en el país D. La financiación de este trabajo es proporcionada por el Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales y el presupuesto anual para la unidad de vigilancia asciende actualmente a EUR 430.000.

A: Christian Füller, “Menschenrechte nicht für den Mond”, taz.de, 9 de junio de 2009. Disponible en: <www.taz.de/1/zukunft/wissen/artikel/1/menschenrechte-nicht-fuer-den-mond>.
B: Consejo de Derechos Humanos, “Informe del Relator Especial sobre el derecho a la educación, Vernor Muñoz. Adéndum: Misión a Alemania, 13–21 de febrero de 2006,” A/HRC/4/29/Add.3.
C: Ministerio Federal de Educación e Investigación, “Bericht des UN-Sonderberichterstatters für das Recht auf Bildung.” Disponible en: <www.bmbf.de/de/7763.php>.
D: Véase <www.institut-fuer-menschenrechte.de/de/monitoring-stelle.html>.

El enfoque sobre el medioambiente es nominal

Las cuestiones ambientales han tenido sólo un papel menor en la respuesta del Gobierno a la crisis financiera. En cambio, las medidas de estímulo económico estuvieron orientadas en gran medida hacia el desarrollo del transporte privado. El componente “dinero en efectivo por chatarra” (cash for clunkers) es especialmente polémico. Consistía en un pago único de EUR 2.500 por parte del Estado a los propietarios de automóviles más viejos para que compraran vehículos nuevos y entregaran el viejo para ser desguazado. El Verkehrsclub Deutschland (Club del Transporte Alemán – VCD) criticó el concepto, argumentando que se podría haber hecho mucho más para proteger el medioambiente si la indemnización hubiera estado vinculada a criterios ambientales o si los fondos se hubieran invertido en formas alternativas de transporte. Es más, en opinión del VCD, promover el transporte público y modernizar la tecnología medioambiental podría haber tenido un impacto mayor en términos de creación de empleo y mejora del balance general del medioambiente[6].

Un análisis completo de los impactos ambientales de los paquetes de estímulo económico, presentado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, encontró que sólo 6 de las 32 medidas han tenido efectos positivos. En términos de los recursos financieros movilizados, apenas el 13% de las medidas puede considerarse sostenible.

El único tema que tuvo trascendencia directa para el medioambiente, según el informe, fue la inversión en mejoras energéticas en el sector vivienda. Lo que faltaba por completo eran “planteamientos innovadores para la reducción del tránsito y la promoción de productos eficientes en el uso de la energía y procesos de producción eficientes en el uso de los recursos”. Un 8% de las medidas de estímulo en realidad dañaron el medioambiente, y los aspectos medioambientales apenas aparecieron en los criterios que rigen la asignación de fondos[7].

Una política de desarrollo confusa y contradictoria

Es probable que Alemania no pueda cumplir, por un amplio margen, el objetivo intermedio de incrementar en 2010 su ayuda oficial para el desarrollo (AOD) a 0,51% del producto bruto nacional (PBN). A finales de 2009, el nuevo ministro Federal de Desarrollo, Dirk Niebel, comentó en una entrevista: “El plan gradual de la UE es una declaración de intenciones, no una obligación en virtud del derecho internacional. Con una posición inicial de 0,38%, no habría forma de que pudiéramos alcanzar el porcentaje de AOD de 0,51% en sólo un año” [8]. En 2009, las contribuciones de AOD alemanas ascendieron a USD 11.982 mil millones, por debajo de los USD 13.981 mil millones de 2008. Esta caída de casi USD 2 mil millones se debió principalmente a la finalización de las amortizaciones en el presupuesto de alivio de la deuda y corresponde a una disminución de la relación AOD/PBN de 0,38% a 0,35%[9]. No obstante, la canciller federal Angela Merkel dijo: “Asumimos el compromiso, y continuamos comprometidos con el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para África. Seguimos comprometidos con la meta de destinar el 0,7% de nuestro ingreso nacional bruto para el desarrollo para 2015. Esta es asimismo una responsabilidad moral” [10].

Para lograr este objetivo, la AOD alemana tendría que aumentar en alrededor de EUR 2 mil millones al año, con efecto inmediato. En 2010, sin embargo, el presupuesto del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), que representa alrededor del 54% de la AOD alemana, se incrementó en sólo EUR 256 millones, quedando en EUR 6,07 mil millones[11]. En total, la AOD alemana alcanzará aproximadamente 0,4% del PBN en 2010[12].

De lo que carece particularmente la cooperación alemana para el desarrollo en la actualidad es de un ambicioso compromiso para proteger el clima. Antes de la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU en Copenhague, Alemania asignó EUR 420 millones para la protección internacional del clima[13]. A principios de marzo de 2010, sin embargo, todo indica que sólo un sexto de esto – EUR 70 millones – es en realidad “dinero nuevo”[14].

Un aspecto que está predominando cada vez más en la política de desarrollo es la cooperación civil-militar. En particular en Afganistán donde las fuerzas armadas de Alemania, las Bundeswehr, están brindando parte de la fuerza de intervención, hay un mayor esfuerzo para encuadrar los servicios alemanes de desarrollo dentro de las estrategias militares. La organización de ayuda Welthungerhilfe describe el problema en los siguientes términos:

Mezclar a los militares con los mandatos de reconstrucción ha causado graves daños. Debido a que la ayuda al desarrollo proporcionada por los equipos provinciales de reconstrucción ha pasado a ser parte de la estrategia militar, las fuerzas de la oposición ahora están atacando también a los que trabajan para el desarrollo – a pesar de que son políticamente neutrales y están obligados únicamente por los principios que rigen la prestación de ayuda humanitaria[15].

El apoyo total del BMZ para la estabilización y el desarrollo en Afganistán en 2009 ascendió a unos EUR 144 millones[16], convirtiendo a Afganistán en el mayor beneficiario de ayuda alemana para el desarrollo[17]. “Con ese fin, vamos a utilizar una financiación de EUR 1.000 millones para el período que va hasta 2013”, según un comunicado de prensa emitido por el BMZ[18]. En comparación, el Servicio Civil de Paz (establecido por Alemania en 1999 como un nuevo instrumento para la consolidación de la paz y la prevención de crisis) recibió en 2009 y 2010 EUR 30 millones al año para sus actividades[19].

Avanzar

El Gobierno tiene que poner más énfasis en medidas de estímulo económico que sean sostenibles y que aborden el creciente número de personas que viven en la pobreza. Garantizar que las personas puedan satisfacer sus necesidades diarias es un papel que, según Social Watch, es una de las funciones básicas del Estado en los países de industrialización avanzada.

En cuanto a la cooperación al desarrollo, Alemania debe estar a la altura de sus obligaciones para con la AOD, así como dedicar más presupuesto a la protección del clima. En el caso de Afganistán, Welthungerhilfe ha pedido la separación estricta de los mandatos, con las Bundeswehr a cargo de la seguridad y los trabajadores del desarrollo ocupándose del desarrollo. En vista de la magnitud financiera de la ayuda que se está prestando allí, esta demanda está tomando fuerza.

[1] Oficina Federal de Estadística, “Desarrollo de los ingresos durante la crisis económica de 2009”, Comunicado de prensa No. 117, 25 de marzo de 2010.

[2] Institut Arbeit und Qualifikation, “IAQ-Report 2009-05,” Julio de 2009.

[3] ARD, “Zahl der Tafel-Empfänger auf eine Million gewachsen,” 12 de junio 2009. Disponible en: <www.tagesschau.de/inland/tafeln106.html>.

[4] Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales; Ministerio Federal de Asuntos Familiares, Adultos Mayores, Mujeres y Juventud; Ministerio Federal de Salud; y Ministerio Federal de of Finanzas.

[5] ARD, 12 de junio de 2009, ibid.

[6] VCD, información de antecedentes. Disponible en: <www.vcd.org/konjunkturpaket_ii.html>.

[7] Von Sebastian Schmidt, Florian Prange, Kai Schlegelmilch, Jacqueline Cottrell and Anselm Görres, “Sind die deutschen Konjunkturpakete nachhaltig?” Estudio encargado por el WWF (Presupuesto Verde Alemania, 12 de junio de 2009).

[8] “EU-Stufenplan ist keine völkerrechtliche Verpflichtung,” Domradio online, 18 de noviembre de 2009.

[9] Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD), “Development Aid Rose in 2009 and Most Donors Will Meet 2010 Aid Targets,” comunicado de prensa, 14 de abril de 2010.

[10] Gobierno Federal “Regierungserklärung von Bundeskanzlerin Merkel im Wortlaut,” declaración de política, 10 de noviembre de 2009.

[11] BMZ, “In Spite of Difficult Environment, Germany’s Development Ministry Takes Germany’s Commitments Seriously,” comunicado de prensa, 19 de marzo de 2010.

[12] UE, “Where is the EU in Terms of Financing for Development and Where Should the EU Go?” comunicado de prensa, 21 de abril de 2010.

[13] Focus online, “Deutschland zur Zahlung von 420 Millionen für Klimaschutz bereit,” 11 de diciembre de 2009.

[14] Spiegel online, “Regierung Knausert bei Klimaschutz-Zahlungen an Arme Länder,” 5 de marzo de 2010.

[15] Welthungerhilfe, “Entwicklungshelfer in Afghanistan: ‘Nie war die Sicherheitslage so explosiv wie jetzt.’”Disponible en: <www.welthungerhilfe.de/afghanistan-sicherheit-entwicklungshelfer.html> (se ingresó el 12 de abril de 2010).

[16] BMZ, “Additional Funds for Stabilisation Measures in Afghanistan and for Fostering Good Governance in Pakistan,” comunicado de prensa, 24 de noviembre de 2009. Disponible en: <www.bmz.de/en/press/pm/2009/november/pm_20091124_103.html>.

[17] Terres des Hommes and Welthungerhilfe, “Kurs auf Kopenhagen,” Die Wirklichkeit der Entwicklungshilfe, 17 (2009), 57. Disponible en: <www.tdh.de/content/themen/weitere/entwicklungspolitik/shadow-dac/index.htm>.

[18] BMZ, “Civilian Reconstruction in Afghanistan to Be Strengthened,” comunicado de prensa, 28 de enero de 2010. Disponible en: <www.bmz.de/en/press/pm/2010/january/pm_20100128_15.html>.

[19] Ibid, 55.

Focal points

Human Rights International Treaties
ABCDEFGH
ILO Conventions
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» View detail


SUSCRIBE TO OUR NEWSLETTER

Submit