Compromiso y coherencia, ¿demasiado pedir?

Jessica Reyes-Cantos
Action for Economic Reforms

Cada cambio de gobierno trae consigo el renovado compromiso para aliviar o erradicar la pobreza y el Presidente Joseph «Erap» Estrada no es la excepción. El actor convertido en político ganó las elecciones de 1998 con el lema «Erap está a favor de los pobres». Su meta es reducir la pobreza de 32% en 1997 a 25% en el 2004.Pero su mandato comenzó en 1998, justo cuando la crisis financiera asiática incrementó el índice a 35%. Reducir la pobreza en ocho puntos porcentuales (de 40% a 32%) tomó el total de nueve años desde 1988 a 1997. Otra reducción de un 10% en seis años ¿será posible?

El caos monetario y la necesidad de una red de servicios sociales

Representantes del gobierno aseguran que la economía filipina se recuperará más rápido de la crisis dado que fue, entre los países asiáticos, la que sufrió menos. Su argumento no se condice con los siguientes hechos:1

> La crisis asiática fue la segunda caída económica en menos de una década;

> Hubo recesión en 1998;

> Después de que el nivel real del ingreso promedio volviera en 1997 al valor que tenía en 1981, la crisis de 1998 llevó al valor de la moneda por debajo del nivel que tenía en 1981; y

> La mayor parte del crecimiento es ilusorio puesto que sólo recupera terreno perdido.

Desempleo y subempleo

Los índices de desempleo y sub–empleo han aumentado.2  El índice de desempleo de 13,3% correspondiente al mes de abril de 1998 puede ser atribuido al fenómeno de El Niño (la sequía), pero los índices de julio y octubre de 1998 se derivaron de la crisis financiera al tiempo que el empleo industrial comenzaba a decaer. 

Cuadro 1

Índices de desempleo y sub-empleo (%)

Abril 1997-Octubre 1998


 

Índice de desempleo

Índice de sub-empleo

Abril 1997

10,4

23,4

Julio 1997

8,7

23,1

Oct 1997

7,9

20,8

Enero 1998

8,4

21,6

Abril 1998

13,3

21,0

Julio 1998

8,9

20,8

Oct 1998

9,6

23,7

Fuente: Estadísticas de Trabajo Actualizadas, Departamento de Trabajo y Empleo

El número de cierres, despidos y rotaciones en el período que va de enero a setiembre de 1998 casi duplica al de todo 1997. Unos 115 mil obreros se vieron afectados y 50,7% de ellos fueron despedidos de forma permanente, 32,1% temporalmente y 17,1% fueron puestos en régimen de rotación de empleo. El sector industrial fue el más afectado, en especial el manufacturero.

Cuadro 2

Trabajadores perjudicados por cierres y despidos

(como porcentajes del total)


 

Total

Permanente

Temporarios

Rotación

Todas las Industrias

100,0

50,7

32,1

17,1

Agricultura

1,5

1,2

0,3

0,1

Industria

73,2

30,4

28,0

14,8

Manuf.

62,0

24,7

24,0

13,3

Servicios

25,3

19,2

3,8

2,3

Nota: Número total de trabajadores afectados, 155.478.

Fuente: Departamento de Trabajo y Empleo

Perfil de la Pobreza

Arsenio M. Balisacan, de la Facultad de Economía de la Universidad de Filipinas, basándose en datos nacionales, afirmó que los descalabros macroeconómicos como la crisis asiática tienden «sistemáticamente a golpear con mayor fuerza a los sectores más pobres de la sociedad».3

Un importante 37,7% del 40% más pobre retiraron a sus hijos de la escuela (Cuadro 3). Se deben elaborar redes de seguridad con el objetivo de ofrecer asistencia educativa específica al decil más pobre de la población dada la fuerte correlación entre los bajos logros educativos y la pobreza.

Cuadro 3

Índices de Asignaciones  Sociales, 1995-2000 (%)


Año

Indice de Asignaciones  sociales*

1995

26,9

1996

29,5

1997

32,3

1998

32,6

1999

33,8

2000

34,1

Fuente: Datos del cuadro (23.150 hogares) basados en la Encuesta sobre Ingreso y Gasto Familiar de 1997 y la Encuesta Anual Indicadora de Pobreza de 1998.

¿El menos afectado, primer recuperado?

Desafiando los pronósticos, Filipinas, que fue el país menos perjudicado por la crisis, se recupera más lentamente. En 1998, Filipinas experimentó el retroceso económico más leve (–0,5%) comparado con Corea del Sur (–5,8%); Tailandia (–9,4%); y Malasia (–7,5%). Sin embargo, en 1999 su índice de crecimiento económico fue opacado por el de Corea del Sur (9,8%) y el de Malasia (4,1%). Otras cifras comparativas se pueden ver en el Cuadro 4. 

Cuadro 4

Respuesta de los hogares a la crisis


Ingreso

Total Hogares

Respuesta de los hogares a la crisis (en porcentajes)

Décimo

(1997

FIES)

respuesta

Cambiaron de conducta

alimenticia 

Retiraron los hijos de la

escuela

Se trasladaron  de ciudad o de país 

Recibieron ayuda de otros

hogares

Recibieron ayuda del gobierno

Aumentaron las horas de trabajo

 

 

 

 

 

 

 

 

1

2.256

56,7

12,4

7,8

16,5

10,7

37,5

2

2.223

52,3

9,3

5,4

17,1

8,8

36,8

3

2.211

50,7

7,3

5,4

16,3

8,4

33,6

4

2.206

51,0

8,7

5,2

17,0

6,8

3,31

5

2.180

47,8

7,1

4,5

17,2

5,9

29,4

6

2.155

48,3

5,6

3,8

16,4

5,7

27,0

7

2.138

47,0

5,0

3,7

15,0

4,5

26,1

8

2.125

44,1

3,5

3,4

12,5

2,9

22,3

9

2.097

41,4

3,2

3,1

13,8

3,9

23,1

10

2.011

33,3

1,2

3,5

12,0

2,6

18,2

 

 

 

 

 

 

 

 

Total

21.602

47,5

6,4

4,6

15,4

6,1

28,9

Nota: El año corresponde a 1999, salvo indicación contraria.

Fuente: Asiaweek, 29 de octubre de 1999

Probando y comprobando

El gasto para los servicios sociales se ha incrementado en el país desde 1995 a 34% del presupuesto proyectado para el año fiscal 2000.

Cuadro 5

Economías más perjudicadas por la crisis


 

 Crecimiento de PIB 1998

Crecimiento de PIB

Exportac. (millones)

PNB Per-cápita  (nominal)

Inflación

Balance de cuenta corriente (millones)

Deuda externa neta (millones)

Indonesia

-13,4 %

1,8 %

$48.200

$460

1,3 %

$4.400

$138,000

Malasia

-7,5 %

4,1 %

$76.900

$3.092

2,9 %

$9.200

$42,300

Filipinas

-0,5 %

3,6 %

$32.300

$907

5,7 %

$3.400

$48,600

Singapur

1,5 %

6,7 %

$110.000

$21.828

0,9 %

$19.000

S/D

Corea del Sur

-5,8 %

9,8 %

$136.000

$6,810

0,3 %

$30.200

$142,600

Tailandia

-9,4 %

3,5 %

$53.900

$1.850

-1,1 %

$13.300

$79,300

*El Indice de Asignaciones Sociales mide la participación de los servicios sociales en el presupuesto nacional: Fuente: Presupuesto de Gastos y Fuentes de Financiación, Departamento de Presupuesto y Administración

La mayoría de los indicadores de educación mejoraron, pero exceptuando la participación en primaria que superó los objetivos, los demás no alcanzaron las metas asumidas en 1998 y no es posible cumplir con las metas actuales de alfabetización, cuando los pobres deben retirar a sus hijos de la escuela. 

Existe la necesidad acuciante de encarar la disparidad de género en la calidad de la educación básica de las provincias. En el Plan de Plazo Intermedio de 1999 al 2004 se lee: «Mientras que las diferencias de género no son evidentes en la educación básica, persisten en niveles más altos. Además, la incidencia de la educación de baja calidad se manifiesta en algunas regiones y grupos, sobre todo en las comunidades indígenas. Por ejemplo, el nivel promedio de alfabetización funcional en algunas provincias... alcanza apenas a un poco más de la mitad que el nivel promedio de las provincias con más alto rendimiento.»  

Esto puede explicar las limitadas metas propuestas por el gobierno de Estrada para la educación. Incluso la meta de alfabetización básica se limitó de 98% en 1998 durante el gobierno de Ramos a 97,4% para el 2004 por el de Estrada. 

¿Una población más sana?

Los indicadores comunes de salud muestran avances. La esperanza de vida aumentó de 66,6 años en 1993 a 68 años en 1997. Las tasas de mortalidad infantil y de adultos decayeron de 52% a 45,8% y de 6,9% a 6,1% respectivamente. La nutrición de los niños en edad escolar también mejoró de 1992 a 1996. Todos estos indicadores revelan que se cumplieron las metas para 1998. 

Cuadro 6

Indicadores de Salud


  1993 1997 1998*

Esperanza de vida (años)

66,6

68,0

67,0

Mortalidad Infantil (cada 1000 nacidos vivos)

52,0

45,8

49,4

Índice de mortalidad básica (cada 1000personas)

6,9

6,1

6,3

  1992 1996 1998*

Preescolares desnutridos

10,0  %

8,4  %

8,4  %

Escolares desnutridos

9,4  %

7,4  %

8,4  %

* Meta

Leonor M. Briones, quien fuera Cordinadora de Control Ciudadano para Asia, apunta a otros indicadores que tienen la misma importancia.4  La deficiencia subclínica de vitamina A5  sigue presente en hasta 35% de los preescolares, y la anemia debida a la deficiencia de hierro prevalece en todos los grupos etáreos. El país aún está plagado por «enfermedades de los pobres» como el cólera, disentería, malaria y fiebre del dengue, mientras parecen aumentar los casos de enfermedades coronarias y otras «enfermedades de los ricos». 

¿Dónde está el dinero?

La educación recibe la porción más grande del presupuesto del 2000 para gastos en servicios sociales, aunque su proporción decreció de 19,2% en 1999 a 18,1% en el 2000 con la reducción de las asignaciones del presupuesto real. Lo mismo ocurre con los servicios de salud.6

Cuadro 7

Programa de Gasto por Sector Socil, 1997-1999*


 

Niveles Nominales (en millones de pesos)#

Cambio en el porcentaje de las cifras desde 1997

Servicios Sociales

1997

1998

1999

1998

1999

 

(Actual)

(Ajustado)

(GAA)

Nominal

Real

Nominal±

Real± 

 

 

 

 

 

 

 

 

Educación y Mano de obra

94.973

106.267

112.375

11,89

4,26

18,32

2,09

Desarrollo

 

 

 

 

 

 

 

  Educación Básica

77.780

85.086

90.506

9,39

1,93

16,36

0,40

  Informal

938

903

746

-3,76

-10,33

-20,44

-31,35

  Educación Terciaria

14.801

17.180

17.757

16,07

8,15

19,97

3,51

  Oficios de nivel intermedio

1.453

2.291

2.302

57,64

46,89

58,38

36,65

  Otros

-

807

1.064

 

 

 

 

Salud

14.154

13.743

14.108

4,20

-2,80

18,00

-1,80

  Atención preventiva

1.530

1.414

1.465

-7,57

-13,87

-4,23

-17,37

  Atención curativa

7.756

7.540

8.414

-2,79

-9,42

8,48

-6,40

  Otros

4.868

4.790

4.229

-1,61

-8,31

-13,13

-25,05

 Securidad social, Bienestar y

20.263

21.124

23.906

4,20

-2,80

18,00

-1,80

  Empleo

 

 

 

 

 

 

 

Vivienda y Desarrollo

Comunitario ¤

2.438

1.647

1.790

-32,40

-37,00

-26,60

-36,70

* Incluye salud, educación y capacitación laboral, Bienestar y empleo de la Seguridad Social, y vivienda y desarrollo comunitario solamente.

# Los errores de suma se deben al redondeo. Los tipos de cambio para los años mencionados son los siguientes:

1997 USD1 = FP 29.47

1998                     40.89

1999                     40.00     

± Se usó el Indice de Precios al Consumidor como deflactor.

¤ Otras fuentes de financiación para vivienda sumaron (en millones de pesos) P 30.137, P20.792 y P18.567 en 1997, 1998 y 1999, respectivamente. Otras fuentes incluyen fondos del sector privado y también fondos corporativos de Administración Nacional de Vivienda (NHA), Fondo Mutual para el Desarrollo Interno (HDMF) y Corporación Aseguradora Interna (HIGC).

Fuente: Presupuesto de Gastos y Fuentes de Financiación, Departamento de Presupuesto y Administración (DBM) según se cita en el Plan de Plazo Intermedio de 1999 al 2004, Administración Nacional para la Economía y el Desarrollo (NEDA).

Según el informe de la Administración Nacional para la Economía y el Desarrollo (NEDA), referido a la aplicación de la Iniciativa 20:20, los gastos del gobierno para las prioridades de desarrollo humano aumentaron de 15,7% en 1995 a 16,4% en 1997. Pero los recursos de Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD) destinados a los programas sociales básicos desde 1995 a 1998 fueron inestables: 14,7% en 1995, 9,6% en 1996, 18,45% en 1997 y 6,06% en 1998. Esto parece indicar la preferencia de los donantes a financiar proyectos relacionados con los servicios terciarios y la infraestructura. 

La Comisión Nacional contra la Pobreza (CNCP), fue creada por el congreso durante el gobierno de Ramos. No está claro por qué se creó otro aparato burocrático, ya que la tarea principal de la NEDA es encargarse de la pobreza. En abril de 1999 se le encomendó a la CNCP crear programas de medios de vida para las 100 familias más pobres de cada provincia y ciudad. Los fondos para estos programas son asignados a través de varios medios incluyendo a los miembros del congreso y a los alcaldes municipales. Dado que este arreglo conduce al clientelismo político, la intención original de ayudar a los más pobres puede acarrear más caos que coherencia.

El índice de popularidad del Presidente bajó a un nivel récord a medida que Filipinas ingresa al siglo XXI. Ministros con tendencias reformistas renunciaron aduciendo problemas de transparencia y responsabilidad. Se incrementa el déficit presupuestal y la gente aguarda la próxima suba de precios del petróleo. Dada esta situación, tenemos la esperanza de que el gobierno de Estrada se concentre en su objetivo original. Aliviar la pobreza quizá sea demasiado pedir, pero si el gobierno de Estrada canaliza todas sus energías para cumplir esta meta, será recordado por nuestro pueblo como «el único que cumplió». 

Notas

1 Emmanuel S. De Dios. «La Crisis Económica y su Impacto sobre el Trabajo». Centro Filipino para el Estudio de las Políticas, marzo de 1999.

2 «Empleados» se define como todos aquellos que trabajaron al menos una hora durante la semana a la que se hace referencia. «Desempleados» son aquellos que no trabajaron durante la semana de referencia pero que sí buscan trabajo. «Subempleados» son aquellos que trabajaron y buscaron empleo adicional.

3 Arsenio M. Balisacan. «Reconstruyendo los Perfiles de la Pobreza en Filipinas». UPSE Discussion Paper No. 9915, setiembre de 1999.

4 Prof. Leonor M. Briones.»Estado de Implementación de los compromisos Filipinos ante la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social «. Sin fecha.

5 La DVA Subclínica refleja una condición de deficiencia de Vitamina A sin síntomas externos.

6 «Un Análisis del presupuesto Presidencial para el año Fiscal 2000» Oficina del Presupuesto y Planeamiento del Congreso, Cámara de Representantes, sin fecha.

Puntos focales

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFGHI
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar