Política de desarrollo sin equidad de género

Sita Dewkalie y Nicole Metz
Novib/Oxfam Netherlands, National Committee for International Cooperation and Sustainable Development (NCDO)

La sociedad civil reclama a los Países Bajos que asuman el liderazgo en la cooperación internacional para la aplicación de la Declaración del Milenio de la ONU. También argumenta que las siete prioridades recomendadas por el Grupo de Trabajo sobre Igualdad de Género del Proyecto del Milenio deben incorporarse a la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio no solo para superar la histórica y generalizada discriminación de género, sino también para poder cumplir con los ODM.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo calcula que, en 2004, 1.100 millones de personas vivían con menos de un dólar diario.[1] Cuatro años antes la comunidad internacional acordó un conjunto de objetivos internacionales, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), con el propósito de atender esta injusticia y buscar un desarrollo sólido. En 2005 se cumple el 10º aniversario de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social (Copenhague) y de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing). Por lo tanto es un año decisivo en la búsqueda del cumplimiento de los ODM, que abarcan aspectos tanto sociales como de género. El gobierno holandés y la Plataforma Holandesa para los Objetivos de Desarrollo del Milenio promueven los ODM como metas internacionales clave y como el primer paso hacia la erradicación total de la pobreza. Los Países Bajos deben desempeñar un papel de liderazgo para reforzar la voluntad política de los gobiernos internacionales de alcanzar los objetivos, especialmente en la preparación para la Cumbre de Evaluación de los ODM que celebrará la ONU en septiembre de 2005. El país deberá asegurarse de que exista un fuerte compromiso político para cumplir los ODM en base a los derechos de la mujer y la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Política holandesa de desarrollo y ODM

En noviembre de 2003 la ministra de Cooperación para el Desarrollo Agnes van Ardenne publicó Intereses mutuos, responsabilidades mutuas: la cooperación para el desarrollo holandesa en camino a 2015, que resume la política de desarrollo holandesa:[2]

·        La reducción sostenible de la pobreza es el principal objetivo de la cooperación para el desarrollo y los ODM son la manera de alcanzarla.

·        El número de países habilitados para recibir ayuda bilateral se redujo de 49 a 36.

·         La asociación es un concepto fundamental en la política de desarrollo. “La cooperación con el desarrollo exige el compromiso de todos los interesados: los Países Bajos, demás donantes, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, ciudadanos individuales y organizaciones multilaterales, así como de los propios países en desarrollo”.[3]

·        El énfasis en un enfoque integrado, coherente y regional de la política exterior, el desarrollo sostenible y la colaboración con el sector privado y con África.

·        La ayuda se concentrará en educación, salud reproductiva, VIH/SIDA, medio ambiente y agua. La proporción del presupuesto destinada a la educación aumentará a 15% en 2007.


Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) manifestaron su aprobación de los ODM como punto de referencia de la política de desarrollo, pero cuestionaron si la selección propuesta de países, el foco temático y el papel central de las asociaciones tendrán más eficacia. También señalaron que la política descuidó el género y criticaron la decisión de cesar el aporte financiero al Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer.

Ayuda holandesa al desarrollo en cifras

Los Países Bajos siguen aportando a la ayuda oficial al desarrollo (AOD) más del 0,7% del producto nacional bruto (PNB) acordado por la comunidad internacional. La contribución exhibe una tendencia ligeramente negativa: en 1990 el gobierno gastó 0,92% del PNB en AOD, 0,82% en 2001 y 0,8% en 2003. Del total de USD 4.422 millones destinados a AOD en 2003, el gobierno dedicó aproximadamente 12% a educación, salud y población.[4]

Además, en la sesión de 2005 del Comité de Asistencia al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, los Países Bajos defendieron un criterio más generoso de la AOD que permitiría el desembolso de ciertos gastos relacionados con la seguridad al utilizar los fondos. A las OSC les preocupa que los cambios contaminen la AOD y recomiendan que los criterios no se amplíen más para habilitar gastos relacionados con la paz y la seguridad, ya que esos costos corresponden a los presupuestos de Defensa.

Género

En marzo de 2005, durante la 49ª sesión de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés), se realizó la evaluación internacional 10 años después de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. El gobierno holandés volvió a confirmar sus compromisos en la materia durante la sesión de la CSW en 2005. Algunos gobiernos, entre ellos el holandés, reconocieron la imposibilidad de alcanzar los ODM sin fortalecer los derechos de las mujeres.

Las OSC reclaman el liderazgo internacional de los Países Bajos para aplicar en forma combinada la Declaración del Milenio de la ONU. Eso será posible con la incorporación de las siete prioridades recomendadas por el Grupo de Trabajo sobre Igualdad de Género del Proyecto del Milenio a la agenda de los ODM con el fin de superar la histórica y penetrante discriminación sexual.[5] Esas prioridades son:

·        Fortalecer las oportunidades de enseñanza post-primaria de las niñas.

·        Garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos (SDSR).

·        Invertir en infraestructura para reducir el tiempo que mujeres y niñas dedican a tareas agobiantes.

·        Garantizar los derechos de mujeres y niñas a la propiedad y la herencia.

·        Eliminar la desigualdad de género en el trabajo limitando la dependencia femenina del empleo informal, cerrando las brechas de género en los ingresos y reduciendo la segregación ocupacional.

·        Aumentar la representación femenina en los Parlamentos nacionales y los organismos locales de gobierno.

·        Combatir la violencia contra niñas y mujeres.

Las siete prioridades estratégicas también deberán incluirse en las políticas y programas de la cooperación holandesa para el desarrollo y, al mismo tiempo, deben formar parte de la Cumbre de Evaluación de los ODM que la ONU celebrará en septiembre de 2005.

Educación

La educación para todos, especialmente las niñas, es prioridad del gobierno holandés. A partir de 2007 la enseñanza básica recibirá 15% del total de la ayuda al desarrollo. El gasto total destinado a educación en 2004 ascendió a USD 210 millones y en 2007 será de USD 654 millones.[6] En 2005, el gobierno también aportó USD 56 millones a la Iniciativa de Vía Rápida, a través del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, para acelerar la aplicación de fuertes planes nacionales de enseñanza.[7]

El informe de la Campaña Mundial por la Educación[8]Sin dar en el blanco, Informe Escolar sobre la contribución de los países ricos a la Enseñanza Primaria Universal en 2015 muestra cómo los países deben esforzarse más para cumplir el ODM 2 (lograr la educación primaria universal) especialmente para las niñas. Las OSC holandesas reclaman más fondos para los países donde las niñas tienen menos acceso a la educación, especialmente en África Occidental y Central, África del Norte, Medio Oriente y el sur de Asia. Las OSC piden al gobierno que se convierta en un verdadero defensor internacional de la educación y ofrezca liderazgo a otros países del G7[9] y a países europeos con mal desempeño en este campo.

VIH/SIDA

El VIH/SIDA es un problema sanitario y de desarrollo que afecta a las mujeres y a las niñas en mayor proporción. La respuesta actual de la comunidad internacional es insuficiente.

Las OSC piden a los países donantes y colaboradores que cumplan la meta del 0,7% del PNB y los compromisos relacionados con los fondos para los servicios sociales básicos asumidos en Copenhague. Al mismo tiempo, a las OSC les preocupa la creación de nuevos y alternativos mecanismos de financiación como el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Malaria y la Tuberculosis, que no están funcionando como deberían por falta de participación real de los gobiernos y la sociedad civil de los países en desarrollo.

En asuntos de desarrollo relacionados con la salud los Países Bajos otorgan prioridad a la lucha contra el VIH/SIDA. En 2004 el gobierno anunció que para 2007 habrá duplicado su aporte a esta causa. El gasto dedicado al VIH/SIDA en 2004 totalizó USD 197 millones y en 2005 fue USD 268 millones.[10] Los principales puntos de esta política son:[11]

·        Un mayor compromiso con la lucha internacional contra el VIH/SIDA mediante la designación de un embajador contra el SIDA, el énfasis en temas tabú como los SDSR para los jóvenes (niños y niñas), las minorías sexuales y los trabajadores sexuales, y los programas de canje de jeringas para los usuarios de drogas intravenosas.

·        El fortalecimiento de la coordinación. El gobierno apoya el Programa de la ONU sobre el VIH/SIDA y su política de los “3 principios únicos” (un organismo coordinador, un programa integrado y un sistema de aplicación por país).

·        Mejorar la capacidad de lucha contra el VIH/SIDA en países con fuertes epidemias.

·        Promover un enfoque integral en los programas bilaterales y a nivel multilateral.

La política exhibe cierta sensación de urgencia; sin embargo, la naturaleza de la epidemia de VIH/SIDA sigue subestimándose. Simultáneamente, las políticas y esfuerzos progresistas reciben la presión ideológica conservadora de varios países donantes y receptores y de comunidades religiosas.

La posición de los Países Bajos es reconocida y apreciada a nivel internacional. El gobierno holandés está en posición de influir en las decisiones internacionales y las OSC reclaman que ejerza esta influencia en la preparación de la Cumbre de Evaluación de los ODM. Se deberá prestar especial atención a la dimensión de género del VIH/SIDA, incluidas las relaciones de poder entre hombres y mujeres. Se deberá fortalecer la coordinación entre los donantes y el VIH/SIDA deberá incluirse en las estrategias de reducción de la pobreza, así como también en las políticas comerciales: el Acuerdo de la Organización Mundial de Comercio sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio y la Salud Pública deberán implementarse en su totalidad, especialmente en el ámbito nacional.

Salud y derechos sexuales y reproductivos

Las mujeres y las niñas, como consecuencia de los efectos de la pobreza, están limitadas en sus opciones de SDSR. Las mujeres deben tener acceso a la atención médica reproductiva y a decidir por su cuenta cuántos hijos desean tener y en qué momento. Solo entonces podrán escapar de la pobreza y se podrá controlar el VIH/SIDA. De todos los indicadores de desarrollo, el de SDSR revela la mayor brecha entre países ricos y pobres y entre los distintos grupos de ingresos en cada país. El Proyecto del Milenio lo confirma y concluye que las mejoras en SDSR son fundamentales para poder alcanzar los ODM.[12] En el ámbito político internacional existe una oposición pequeña pero fuerte a los SDSR. En particular existe resistencia al aborto y las fuerzas conservadoras promueven el método AFC (Abstinencia, Fidelidad y Correcto y constante uso del condón). El mismo grupo también se opone a la meta adoptada por consenso en El Cairo para proporcionar acceso universal a servicios sanitarios reproductivos antes de 2015.

Los abortos inseguros como consecuencia de embarazos no deseados son una de las principales causas de problemas de salud materna. Es de extrema importancia detener los embarazos no deseados mediante la difusión de buena información y planificación familiar, ofreciendo buenos servicios e instalaciones abortivas. La mayoría de las nuevas infecciones de VIH afectan a los jóvenes, especialmente chicas entre 15 y 24 años.[13] Este grupo necesita buena información y condones para protegerse y tomar decisiones atinadas. Alentar la abstinencia puede ser un peligro si los jóvenes no aprenden a decir que no. La abstinencia no es opción para las niñas y las mujeres ya que con frecuencia se hallan en la situación de no poder negarse a mantener relaciones sexuales o de exigir el uso del condón. Además, los programas de abstinencia no incluyen información sobre conducta sexual sana. En ocasiones la gente recibe mala información que le dice que los condones no protegen contra el VIH o el embarazo. Los SDSR y el VIH/SIDA deben estar estrechamente vinculados en las políticas y programas ya que la promoción y la protección de la salud sexual ayudará a combatir la propagación de la enfermedad.

El gobierno pretende que la agenda de El Cairo sea abordada en la Cumbre de la ONU sobre los ODM en septiembre. Esto es de extrema importancia ya que los SDSR están ausentes en los ODM y existe consenso de que deberían incluirse en el Objetivo 5 (mejora de la salud materna) como una meta nueva.

Conclusión

Para poder alcanzar los ODM para 2015 debemos aprender de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994), la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. La Cumbre de la ONU de Evaluación de los ODM es el ámbito de decisión de los temas pertinentes que surgieron en otras conferencias mundiales. Los Países Bajos son un actor principal en la etapa preparatoria para la Cumbre de Evaluación de los ODM y, por lo tanto, las OSC piden al gobierno que asuma un auténtico liderazgo, haciendo hincapié en:

·        La adopción de las siete estrategias sobre género. Las OSC exigen que las estrategias también se integren a las políticas holandesas, incluso las políticas de cooperación para el desarrollo.

·        Con respecto a la enseñanza, los gobernantes del mundo deben prestar más atención a los países donde las niñas no van a la escuela y a las situaciones que limitan su asistencia escolar a causa del trabajo infantil y el VIH/SIDA, por ejemplo.

·        El VIH/SIDA creó una situación sin precedentes que necesita una respuesta fuerte. Los temas socialmente delicados relacionados con la enfermedad deben discutirse abiertamente.

·        La salud y los derechos sexuales y reproductivos deberán incorporarse al ODM 5 como nueva meta.

·        Los gobernantes del mundo deberán contrarrestar las fuerzas neoconservadoras que promueven el Método AFC y se resisten al aborto, con lo cual obstaculizan el éxito del ODM 5.

·        Los fondos para cumplir los OMD siguen siendo insuficientes y por lo tanto los numerosos países que aún no cumplieron la meta establecida del 0,7% de la AOD deberán hacerlo lo antes posible.

Notas:

[1] PNUD. "Human Development Report 2004. Cultural liberty in today’s diverse world", 2004, http://hdr.undp.org/reports/global/2004/
[2] Política de Ayuda Holandesa, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministra de Cooperación para el Desarrollo, 2003. “Intereses mutuos, responsabilidades mutuas: Cooperación holandesa para el desarrollo en camino a 2015”, www.minbuza.nl
[3] Ibid.
[4] Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Comité de Asistencia al Desarrollo para la Ayuda Oficial Holandesa al Desarrollo; www.oecd.org/dac
[5] Grupo de Trabajo sobre Igualdad de Género. “Taking actions, achieving gender equality and empowering women. Resumen ejecutivo”, www.unmillenniumproject.org
[6] Ministerio de Relaciones Exteriores. “Presupuesto 2005”.
[7] Ibid.
[8] Coalición de ONG y sindicatos que trabajan en más de 100 países por el derecho universal a la educación gratuita y de buena calidad. www.campaignforeducation.org/Spanish/index_sp.html
[9] Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Canadá, Italia, Francia.
[10] Ministerio de Relaciones Exteriores, op cit.
[11] Política de Ayuda Holandesa, op cit.
[12] Grupo de Trabajo sobre salud infantil y salud materna. “Who’s got the power? Transforming health systems for women and children”, www.unmillenniumproject.org
[13] Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el SIDA. “AIDS: A Global Epidemic”, 1996; www.hivpositive.com/f-HIVyou/f-Statistics/UN-AIDS.html#Young

Las autoras trabajan para Novib/Oxfam Países Bajos. Escribieron el presente informe en cooperación con el Comité Nacional para la Cooperación Internacional y el Desarrollo Sostenible. Agradecemos especialmente la colaboración de la Plataforma Holandesa para los Objetivos de Desarrollo del Milenio, integrada por 23 organizaciones dedicadas al desarrollo y especializadas en políticas de desarrollo internacional.

Puntos focales

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFGH
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar