Los ODM: una meta muy lejana

Društvo Humanitas
Rene Suša

La crisis mundial ha demostrado que si Eslovenia ha de sobrevivir en el nuevo escenario internacional tiene que experimentar cambios en los paradigmas social, político y económico. Con respecto a la asistencia al desarrollo, el país no cuenta con una estrategia de cooperación para el desarrollo ni con un sistema para evaluar la eficiencia de la ayuda. Será difícil que pueda mantener sus compromisos en el contexto actual donde se producen recortes de presupuesto en casi todos los sectores. A la vez, y a pesar del éxito documentado de sus proyectos comunitarios, todavía se considera a las organizaciones de la sociedad civil como jugadores menores en la arena del desarrollo.

La elección del anterior Secretario General Adjunto para Asuntos Políticos de las Naciones Unidas, Dr. Danilo Türk, como presidente en las elecciones de 2007 pareció señalar que Eslovenia comenzaba a entender la importancia de la dimensión internacional, particularmente la cooperación internacional, al lograr algunos de los objetivos más desafiantes de la actualidad. Tres años más tarde, sin embargo, esa esperanza está prácticamente agotada. Las cuestiones mundiales ocupan una posición extremadamente baja en la agenda política, no se está cumpliendo con los compromisos internacionales y la falta de conciencia del público sobre estas cuestiones, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), es alarmante – especialmente entre los jóvenes.

El período de “crisis” ha demostrado que el país tiene que pasar por algunos cambios radicales de paradigma social, político y económico si ha de sobrevivir en este transformado escenario mundial. Un equipo de expertos en varias disciplinas (entre otras, economía, filosofía y protección del medio ambiente) junto con el anterior defensor del pueblo y miembro del Gabinete, prepararon un documento con un título provocativo – ¿Adónde luego de la crisis? [1] – que demandaba precisamente tal cambio. Mientras que el artículo captó el interés generalizado de los medios y ganó la aprobación tanto del Primer Ministro como de una proporción considerable del gran público, fue casi completamente ignorado cuando se preparó una nueva estrategia de desarrollo para el período 2010-2013.

Las palabras y las acciones procedentes de una misma fuente raramente operan en tándem en la esfera política de Eslovenia – lo que hace, precisamente, que la  consecución de los ODM sea una posibilidad tan remota. Parece que el país simplemente no comprende que forma parte de un mundo más grande e interconectado.

Cooperación para el desarrollo: no hay estrategias

En 2004 Eslovenia asumió el compromiso de prestar ayuda internacional. El haber sido promovido a la categoría de donante por el Banco Mundial y su incorporación a la UE ha tenido un impacto duradero sobre la política de ayuda exterior eslovena. Mientras que los números no son aún excesivamente alentadores – en 2009 el país gastó 0,15% del producto interno bruto (PIB) en ayuda oficial al desarrollo (AOD) [2] – se percibe claramente una tendencia positiva en los últimos años (Gráfica 1).

[3], SLOGA[4].

 

Comparado con 2003, el monto de la AOD se incrementó a más del doble en 2008. Cabe señalar que una cantidad considerable de la AOD se compone de aportaciones al presupuesto de la UE – EUR 18,57 millones en 2007[5].

Presumiblemente, Eslovenia llegará a la meta objetivo de 0,17% del PBI en 2010 y de 0,33% en 2015, de acuerdo con los compromisos aceptados según el Consenso de Monterrey y el Consenso Europeo sobre Desarrollo. Estos objetivos están también incluidos en la Resolución sobre la Cooperación Internacional para el Desarrollo hasta 2015 (adoptada por la Asamblea Nacional el 11 de julio de 2008) y la Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo[6]. Sin embargo, será difícil mantener dicho compromiso en el contexto actual, con recortes de presupuesto en casi todos los sectores.

Tan importante como la cantidad de ayuda es su calidad. Expertos de AidWatch y del Ekvilib Inštitut estiman que aproximadamente entre 13% y 20% de la AOD está inflada artificialmente[7]. Algunas de las principales críticas sobre la calidad de la AOD tienen que ver con la falta de transparencia en los procesos de toma de decisiones, los bajos niveles de inclusión de actores de la sociedad civil en los países receptores y la ausencia de proyectos a largo plazo, especialmente para las ONG (llevar a cabo proyectos de dos años recién fue posible en 2010). Además, el mecanismo para monitorear el impacto de la AOD está insuficientemente desarrollado y Eslovenia aún no posee un plan estratégico para la cooperación para el desarrollo. Con excepción de algunas afiliaciones históricas y políticas, los criterios para seleccionar países y grupos meta son prácticamente inexistentes.

Eva Marn, presidenta de SLOGA (plataforma de la ONG eslovena) habla de varias deficiencias clave en la cooperación para el desarrollo en Eslovenia. Ella señala que este es un campo de acción relativamente nuevo en la política eslovena y que desde el comienzo fue abordado desde un ángulo poco profesional. No existe ninguna agencia de cooperación para el desarrollo y son diplomáticos en el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE), y no especialistas en desarrollo, quienes se dedican a este tema[8]. Entretanto, los diplomáticos se suceden y no se ha establecido ningún sistema para evaluar la eficiencia de la asistencia.

En tanto que la asistencia multilateral se realiza principalmente a través de la UE y las instituciones de las Naciones Unidas, la ayuda bilateral se centra esencialmente en los países de la región de los Balcanes y del sudeste de Europa. Eslovenia ha negociado acuerdos con Albania, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Moldavia, Montenegro, Serbia y Ucrania. En la actualidad se encuentra en la fase de redacción un acuerdo con la República de Kosovo[9].

Proyectos de desarrollo y sociedad civil

En 2008 Eslovenia fue testigo de la primera convocatoria pública para presentar propuestas de proyectos de desarrollo gestionados por ONG. Se seleccionaron ocho proyectos por un valor total de EUR 100.000. Se realizó una convocatoria similar en 2009 con 14 proyectos aprobados por un total de EUR 265.000[10]. Para el período 2010-2011 se desembolsaron EUR 789.868 para 33 proyectos de ONG. La mayoría de las actividades (12 de ellas) tendrá lugar en África subsahariana, nueve proyectos se llevarán a cabo en la región de los Balcanes occidentales, tres en Ucrania y Moldavia y dos en otras regiones del mundo. El MRE también prestó su apoyo a seis proyectos de educación global en Eslovenia[11]. Esta fue la primera vez que se realizó una convocatoria a regiones fuera de Europa.

Como se señaló anteriormente, en 2006 se adoptó una Ley de Cooperación para el Desarrollo y también una resolución posterior, pero aún no han sido implementadas. Aunque la sociedad civil, representada por SLOGA, estuvo al principio parcialmente involucrada en el proceso, este ya no es el caso. Una de las consecuencias es que la situación de las ONG no está precisamente definida; ni tampoco lo está la elegibilidad para la financiación, que a menudo aún no se realiza de forma transparente – un tema que fue asimismo planteado por los expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico[12]. Además, la financiación para el desarrollo no se encuentra bajo un mismo techo y no hay sumas disponibles para proporcionar las cifras prometidas. Las ONG eslovenas que trabajan en temas de desarrollo también se han quejado de que el MRE no mantiene sus compromisos cuando se trata de realizar convocatorias para presentar propuestas, firmar acuerdos y desembolsar los fondos a tiempo. Esta falta de respuesta obstaculiza muchos de sus proyectos.

Los proyectos de las ONG apoyados por el MRE representan menos del 2% de toda la AOD eslovena, lo que demuestra que las ONG siguen siendo consideradas como actores secundarios en cuestiones de desarrollo a pesar del éxito documentado de sus proyectos comunitarios.

ODM: una limitadísima percepción

Eslovenia carece de una estrategia clara en el ámbito de la educación para el desarrollo y las cuestiones internacionales no están bien integradas en los programas y calendario escolar. En tanto que las ONG y otros actores clave – maestros, directores y expertos – participan activamente en esta área, sus esfuerzos continúan sin ser coordinados. Es difícil conseguir que se incluyan estos temas cuando el foco está centrado en las materias académicas y  se carece del apoyo de las instituciones pertinentes, en particular del Ministerio de Educación y Deportes[13].

En 1994, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo recomendó que al menos 3% de la AOD debiera ser destinada a la educación sobre temas globales. Eslovenia se queda muy atrás, con aproximadamente 0,13% (EUR 60.000) disponible para ello, lo que es especialmente preocupante en vista de los recientes hallazgos de una encuesta entre jóvenes (edad 15-24) realizada por las ONG Društvo Humanitas y Zavod Voluntariat sobre los ODM[14]. Los resultados mostraron que el 83% de los jóvenes nunca ha oído hablar de los ODM, lo que sitúa a Eslovenia muy cerca de la media comunitaria del 82%. Estos resultados son muy desalentadores dado que se trata de población que aún se encuentra en el proceso educativo. Más de dos tercios de los participantes en la encuesta también respondió negativamente cuando se le preguntó si los ODM se lograrían en 2015[15].

Los investigadores pusieron énfasis en la considerable falta de comunicación entre los jóvenes, las ONG y el Gobierno. El potencial interés de los jóvenes en cooperar con las ONG en cuestiones de desarrollo comunes permanece desaprovechado. Los bajos niveles de inclusión de los jóvenes en los proyectos y/o el trabajo de las ONG representan uno de los mayores retos para que el interés y la participación popular en la consecución de los ODM sean  más generalizados

Según el experto en educación para el desarrollo Franci Iskra – de Društvo Humanitas – una mejor comunicación entre todos los niveles (gubernamental, ONG y jóvenes) podría promover un adelanto significativo, al menos en un conocimiento básico de los ODM[16]. Los fondos de las ONG eslovenas son limitados,  y carecen de suficiente personal para hacer frente a este problema con eficacia.  Otra limitante es la fragmentación de las ONG, que se especializan generalmente en uno o dos campos de acción. Sus actividades son muy diversas y en muchos casos sólo contribuyen indirectamente a la consecución de los ODM. El Gobierno también tiene problemas similares a los del sector de las ONG en cuanto a que cada sección trabaja en un estrecho campo, sin adoptar un enfoque más integrado.

Otra cuestión clave que debe abordarse es la coherencia de las políticas, que deja mucho que desear – no solo a nivel de la UE, donde el término es algo así como una palabra de moda, sino que también a nivel nacional. Esto es especialmente evidente cuando se considera el logro del Objetivo 7: garantizar la sostenibilidad ambiental. Según el Dr. Dušan Plut, experto en protección del medio ambiente, Eslovenia tiene actualmente niveles de emisión de gas de efecto invernadero y de agotamiento de los recursos naturales[17] entre dos y cuatro veces superiores a los considerados aceptables internacionalmente. En general, el país continúa aumentando su presión sobre el medioambiente, con el desarrollo económico basado en parte en el agotamiento del capital medioambiental.  Sin embargo, a pesar de reiteradas advertencias de destacados científicos del medio ambiente, evaluadores externos y las ONG, el país sigue por el camino de las tecnologías desactualizadas, energéticamente ineficientes y costosas.

Por ejemplo, una nueva central térmica de lignito es actualmente prioritaria en la agenda política, como uno de los pilares de las nuevas fuentes de energía de Eslovenia; este proyecto tan controvertido se presenta incluso como una solución “amigable con el medioambiente”.  Esto es muy alarmante considerando que el país ya enfrenta serias advertencias y sanciones económicas debido al aumento de las emisiones de CO2 y al incumplimiento de los acuerdos de Kioto. El costo total de las sanciones se estima en EUR 80 millones – aproximadamente el doble de la cantidad de la AOD eslovena[18].

[1] Matjaž Hanžek et al, Kam po krizi (Liubliana, 7 de diciembre de 2009). Disponible (se ingresó el 3 de mayo de  2010).

[2] Aleš Verdir, “Challenges of international development policies,” (Desafíos de las políticas internacionales de desarrollo) presentado en debate público, Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE), Liubliana, 16 de abril de 2010.

[3] MRE, Mednarodno razvojno sodelovanje Republike Slovenije 2002–2004, Liubliana, 2005. Disponible (se ingresó el 26 de abril de 2010); MRE, Mednarodno razvojno sodelovanje in humanitarna pomoč , 2009. Disponible (se ingresó el 26 de abril de 2010).

[4] Robin Dewa, Priročnik o uradni razvojni pomoči  (Liubliana: SLOGA, 2009. Disponible (se ingresó el 26 de abril de 2010).

[5] MRE, Proračun EU za programme razvojne pomoči Disponible (se ingresó el 26 de abril de 2010).

[6] Uradni list št.73, Resolucija o mednarodnem razvojnem sodelovanju do 2015 (18 de Julio de 2008). Disponible en: <www.uradni-list.si/_pdf/2008/Ur/u2008073.pdf> (se ingresó el 26 de abril de 2010).

[7] Ekvilib Inštitut, Slovenija – AidWatch poročilo in priporočila 2009: Uradna razvojna pomoč Slovenije, Liubliana, 2009. Disponible en: <www.ekvilib.org/clovekove-pravice-in-razvojno/slovenija-2> (se ingresó el 26 de abril de 2010).

[8] Eva Marn, comunicación personal, 2 de mayo de 2010.

[9] MRE, Mednarodno razvojno sodelovanje in humanitarna pomoč ,2009, op cit.

[10] MRE, Izjava za javnost o rezultatih javnega razpisa za sofinanciranje mednarodnih razvojnih in humanitarnih projektov nevladnih organizacij v 2010 in 2011 (2010). Disponible en: <www.mzz.gov.si/nc/si/splosno/cns/novica/article/141/26654/> (se ingresó el 27 de abril de 2010).

[11] MRE, “Rezultati javnega razpisa za sofinanciranje mednarodnih razvojnih in humanitarnih projektov nevladnih organizacij v 2010 in 2011”, 2010. Disponible (se ingresó el 27 de abril de 2010).

[12] Ekvilib Inštitut, op. cit.

[13] Johannes Krause, “DE Watch, Annex I – Country profiles,” documento inédito, 2010.

[14] Maja Dolinar in Franci Iskra, “A.W.A.R.E. Grid Local report Slovenia,” documento inédito, 2010.

[15] Ibid.

[16] Franci Iskra, comunicación personal, 2 de mayo de 2010.

[17] Dušan Plut, Trajnostni razvoj med mavrico teorij in skromno prakso (2010). Disponible en: <www.planbzaslovenijo.si/upload/trajnostni-razvoj/plut-besedilo.pdf> (se ingresó el 2 de mayo de 2010).

[18] Keith Miles, “Osemdeset milijonov je evrov težka obdavčitev Slovenije ni pravična,” Finance 150 , 2009. Disponible

Puntos focales

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFGH
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar