España: Partidos tradicionales alientan racismo y xenofobia

Portada del informe anual
de SOS Racismo

Fuentes: SOS RacismoEl Comercio, EcuadorEFE, en MugakCadena SER.

El racismo y la xenofobia se han agravado en España al influjo de fuerzas políticas y partidos tradicionales que han asumido postulados hasta ahora limitados a la extrema derecha, advirtió la federación de organizaciones no gubernamentales SOS Racismo en su último informe anual. En los últimos meses se ha armado "una bomba de relojería", mientras "falla la clase política en su conjunto, unos por hacer el juego racista y otros por no condenarlo suficientemente", dijo la portavoz de la red en Cataluña, Alba Cuevas. 

SOS Racismo marcó como ejemplo más concreto de esta aseveración la negativa de ayuntamientos en Cataluña a impedir a inmigrantes irregulares ejercer derechos básicos como el empadronamiento, con lo que han contribuido a criminalizar a los extranjeros. Y hubo, incluso, municipios donde nunca se detectó el uso de burka pero se propuso la prohibición de esta vestimenta.

Este discurso, junto con el endurecimiento de la crisis económica, se ha traducido en un recrudecimiento de las actitudes y opiniones xenófobas. La fundación Bertelsman constató que 31% de los españoles expulsaría a los extranjeros que llevan mucho tiempo desocupados. 

También se constata un claro recorte de los derechos sociales para los inmigrantes que aumenta la vulnerabilidad de un colectivo de por sí supeditado a una regulación especial y en muchos casos discriminatoria. 

Los inmigrantes en España constituyen un colectivo de relativa estabilidad. Según el Ministerio de Trabajo, 2010 se cerró con una cifra de residentes extranjeros muy similar a la del anterior: 4.926.608 personas. El régimen comunitario (48,75%) es prácticamente igual al de personas extranjeras del régimen general –extracomunitarias– (51,25%). Sin olvidar que el desempleo sigue estando diez puntos por encima en el colectivo inmigrante respecto al autóctono. 

El informe de SOS Racismo detectó, además, un descenso de la llegada de personas en situación irregular, debido a la crisis económica y al cambio de ruta de los flujos migratorios. Este descenso no alivia la tragedia  en que se traduce este intento de llegar a las costas españolas y que en el año 2010 según datos de APDHA murieron 131 personas. 

El estudio indica que 2.738 personas accedieron el año pasasdo al procedimiento de asilo en España, casi 6% menos que en 2009, la cifra más baja desde 1989.

También corroboró actuaciones discriminatorias en el ámbito laboral y en la relación con los cuerpos y fuerzas de seguridad, donde se aprecia un halo de impunidad.

La estigmatización y persecución de gitanos, contagiada desde Francia a sus vecinos, llevó al Partido Popular a criminalizar en Badalona a los romaníes procedentes de Europa del Este. 

Los partidos políticos españoles "han roto la barrera ética para referirse a extranjeros y minorías, con acusaciones, manifestaciones y acciones que están tipificadas incluso como delito", advirtió Alba Cuevas.

"El discurso populista" y el aprovechamiento de la "crisis económica para crear miedo, apelar a la emoción, al concepto de supervivencia, al clásico primero los de casa" está ganando terreno no sólo de la mano de la extrema derecha sino porque " los grandes partidos como el PP en Badalona y sus representantes nacionales que no desautorizan el discurso del alcalde de la tercera ciudad catalana (Badalona), hacen el juego xenófobo" sin condenar todas estas prácticas, según Cuevas.

“Cada vez es mayor y más aceptada la mentalidad de que si no hay para todos, primero los de aquí, especialmente en materias como la sanidad, la educación o los servicios básicos”, explicó en la presentación el coordinador del informe, Mikel Mazkiaran.

 

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFGH
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar