Argentina: “Antiabortistas” rechazan tratado de OEA contra violencia de género

Manifestación en Buenos Aires
por la despenalización del aborto,
2010. (Foto: Datum.org.ar)

Fuentes: Cepal, Adital, Argentinos Alerta, Familias por la Familia

Mientras avanzan en el Congreso legislativo de Argentina las gestiones para asignarle rango constitucional a la Convención de Belén do Pará, un tratado de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra la violencia de género, desde filas conservadoras se pretende darle un giro sorprendente al debate al considerar que se trata de una “herramienta internacional para imponer el aborto”.

La Cámara de Diputados aprobó la semana pasada una ley que atribuye fuerza constitucional a la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, firmada el 6 de septiembre de 1994 en la ciudad brasileña de Belem do Pará y ratificada por Argentina en 1 de abril de 1996.

La intención de los legisladores que promueven la iniciativa, a la que solo le resta el trámite en el Senado, es reforzar el reconocimiento del grave problema de la violencia contra las mujeres.

El objetivo de la Convención de Belén do Pará es consagrar el derecho de todas las mujeres a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado, y con ese fin obliga a los Estados a adoptar medidas específicas para lograrlo.

Todos los países de la OEA ratificaron el tratado y se comprometieron así a implementar políticas específicas para erradicar la violencia de género, diseñar programas de educación formales y no formales al respecto y a fomentar la educación y capacitación del personal del sistema de justicia, la policía y demás sectores del Estado a cargo de la aplicación de las leyes.

La Convención ordena a los Estados a brindar servicios especializados y apropiados de atención a las mujeres que sufren violencia, garantizar a las víctimas el acceso a programas de rehabilitación y capacitación, alentar a los medios de comunicación a colaborar en la erradicación de estos delitos y asegurar que se realicen investigaciones y estadísticas sobre las causas, las consecuencias y la frecuencia del fenómeno.

El tratado también promueve la cooperación internacional para el intercambio de ideas y experiencias y la ejecución de programas encaminados a proteger a la mujer objeto de violencia.

Mónica del Río, directiva de la Red Federal de Familias de la Ciudad de Buenos Aires, intervino en el debate al sostener desde numerosos sitios web que la convención vigente es “otra herramienta internacional para imponer el aborto”.

“’Violencia contra la mujer’ o ‘violencia de género’ es una herramienta de la ‘cultura de la muerte’ para imponer ‘derechos sexuales y reproductivos’ y eso incluye el aborto. Esta interpretación ideologizada de la violencia se izaría ahora hasta la cúspide de la pirámide jurídica”, escribió en el sitio web Familias para la Familia.

También el sitio web Argentinos Alerta afirmó que “detrás del término ‘violencia contra la mujer’ lo que se esconde es la práctica del aborto”.

Más información
Dilaciones médicas y judiciales impiden aborto de niña violada: http://bit.ly/omfY1s

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFGHI
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar