INDIA

Altos en el camino y oportunidades perdidas

Himanshu Jha
Social Watch India

Aunque existen indicadores que demuestran que la situación de la India no es una de las peores, muchos sectores se han debilitado debido al deterioro de la economía mundial y otros no han mantenido su crecimiento. Por ejemplo, se ha frenado el crecimiento en préstamos personales, al consumo y a la producción. La inflación, el aumento del desempleo y el deterioro de las inversiones institucionales extranjeras constituyen impactos adicionales. El Gobierno debe encontrar un equilibrio entre las reformas económicas para estimular el crecimiento y el alivio a los 250 millones de indios que viven en la pobreza extrema.

En contraposición a la hipótesis de la “desconexión” que decía que las economías emergentes permanecerían relativamente indemnes durante la crisis financiera mundial debido a sus considerables reservas de moneda extranjera, a los balances sólidos de las empresas y a los sectores bancarios relativamente fuertes, muchas ya están acusando los impactos1. Entre estas economías se encuentra la de India, que ha experimentado un deterioro importante en su crecimiento – pasando de un sólido 9,3% en 2007, al 7,3% en 2008. Para 2009 el FMI pronostica un crecimiento del 4,5%2.  

El desplome de la bolsa de valores en 2008 constituyó una señal de que la crisis se profundizaba aun más y los mercados no han logrado recuperarse todavía. Aunque es difícil predecir cómo terminará la situación, es obvio que los pronósticos iniciales del Gobierno en cuanto a que el país saldría indemne demostraron poca visión de futuro. Es importante explorar los impactos sobre las poblaciones pobres y marginadas de India, así como la eficacia de las respuestas gubernamentales hasta el momento.

Impactos de la crisis económica

Es posible observar el impacto en el menor crecimiento industrial, la inflación, el crecimiento del déficit de cuenta corriente, el desplome de la bolsa de valores y la depreciación del valor de la moneda nacional, la rupia. La crisis financiera también se ha visto acompañada de un aumento de los precios de algunos alimentos. Según el Índice de Precios al Por Mayor (IPM), el arroz costaba 12,8% más en marzo de 2009 que en marzo de 2008, contra un descenso mundial de 1%; mientras que el trigo aumentó 5,2% contra un descenso mundial de 47,5%. La inflación pasó del 7,7% en marzo de 2008 a un punto máximo del 12,9% en agosto de 2008 (debe señalarse que el IPM descendió bruscamente a 0,3% en ese mes de marzo). La inflación anual de los precios de materias primas clave deja en claro la seriedad del problema. La inflación de los precios de consumo alcanzó entre el 9,6% y el 10,8% en enero/febrero de 2009, en comparación con las cifras de 7,3%-8,8% en junio de 2008 y de 5,2%-6,4% en febrero de 20083.

El impacto más inmediato de la crisis se produjo en la inversión institucional extranjera (IIE). Entre abril de 2008 y marzo de 2009 se registró una fuga de USD 15.000 millones del mercado de valores, en comparación con una entrada de USD 20.300 millones durante el mismo periodo de 2007-2008. En otras inversiones de carteras de acciones tales como los American Depository Receipts (certificados negociables emitidos por un banco de Estados Unidos) /Global Depository Receipts (transacciones fuera de Estados Unidos) se registró la misma tendencia4.

El retiro de IIE, que ascendió a USD 66.500 millones a comienzos 2008, desencadenó el desplome de la bolsa de valores y en consecuencia el sensex, el índice de las empresas más importantes del país, “cayó de un punto máximo de cierre de 20.873 el 8 de enero de 2008 a menos de 10.000 al 17 de octubre de 2008” 5. Las fugas de IIE también dieron lugar a una devaluación brusca de la rupia, que cayó de 39,99 por dólar estadounidense en marzo de 2008 a 52,09 por dólar en marzo de 2009. La rupia también se debilitó frente a otras monedas; entre ellas el euro (6,5%), el yen (22,8%) y el yuan (23,6%)6. Aunque estas devaluaciones podrían parecer beneficiosas para las exportaciones de India, el deterioro de las economías de Estados Unidos, la Unión Europea y el Oriente Medio – que constituyen las tres cuartas partes del comercio en bienes y servicios de India – dio lugar a la falta de demanda. De un crecimiento del 24,5% entre abril de 2007 y noviembre de 2008, las exportaciones han decaído al 17,6% en los mismos meses de 2008 y 20097.

Es probable que el enlentecimiento de la exportación de servicios también se intensifique “a medida que la recesión se agrava y que se reestructuran las firmas financieras – tradicionalmente las mayores usuarias de servicios de subcontratación”8. Por otra parte, para quienes han contraído compromisos de pago en moneda extranjera, la depreciación de la rupia no es una buena noticia, ni ayuda a los esfuerzos del Gobierno por frenar la inflación9.

El crecimiento más lento de la producción industrial es evidente por el hecho de que la tasa anual de expansión, que fue del 8,8% entre abril de 2007 y febrero de 2008, se redujo en forma abrupta al 2,8% en el período 2008-200910. El Índice de Producción Industrial (IPI) registró un crecimiento promedio del 5,6% entre abril y julio de 2008, descendió a un 1,7% en agosto y se recuperó alcanzando una cifra comparativamente sólida del 6% en septiembre. Sin embargo, el IPI registró un crecimiento negativo nuevamente entre diciembre de 2008 y febrero de 2009. El ritmo de crecimiento del sector manufacturero decayó del 9,3% durante el período 2007-2008 (abril a febrero) a una cifra pronosticada del 2,8% en el mismo período de 2008-2009. El medular sector de infraestructura creció a un ritmo del 3% en el período 2008-2009 (abril a febrero), contra el 5,8% durante el mismo periodo de 2007-200811.

Además, los bancos están recortando los créditos que otorgan. Entre febrero de 2008 y febrero de 2009, la tasa de crecimiento decayó en forma considerable del 12% al 7,5% en vivienda, del 13,2% al 8,5% en préstamos personales y del 5,9% a -14,5% en artículos de consumo duraderos12.

Intervenciones para frenar la caída

Luego de la cumbre del G-20 de noviembre de 2008 el primer ministro designó a un grupo, bajo su propia presidencia, para diseñar un plan detallado para la intervención estatal adecuada y oportuna. Los demás integrantes del grupo fueron el ministro de finanzas, el ministro de industria y comercio, el vicepresidente de la Comisión de Planificación y el director del Banco de la Reserva de la India (RBI). Las medidas se agruparon en “paquetes de estímulo” que se anunciaron, el primero en diciembre de 2008 y el segundo en enero de 200913. Entre las medidas anunciadas se encontraban desembolsos de INR 200.000 millones (USD 4.150 millones) para solventar planes esenciales para la infraestructura rural y la seguridad social, una disminución global del 4% en el impuesto al valor agregado central (CENVAT en inglés), medidas específicas para las tarifas aduaneras en sectores como el del acero y el cemento, y exenciones impositivas e incrementos de las tasas de devolución de impuestos para las exportaciones.

También se adoptaron algunas medidas adicionales, como ser la subvención de las tasas de interés y de los créditos pre y post embarque para las exportaciones que emplean mucha mano de obra; facilidades para la refinanciación de INR 40.000 millones (USD 831 millones) para el Banco Nacional de la Vivienda para el sector de la vivienda y de INR 70.000 millones (USD 1.500 millones) para el Banco de Desarrollo de la Pequeña Industria de India para micro, pequeñas y medianas empresas, y la autorización para que la India Infrastructure Finance Company Limited (una compañía financiera para la infraestructura) pudiera recaudar INR 100.000 millones (USD 2.100 millones) por medio de bonos libres de impuestos14. El RBI también adoptó algunas medidas monetarias tales como la reducción de la tasa repo (la tasa a la que el RBI presta rupias a los bancos de la India) del 9% en agosto de 2008 al 5% en enero de 2009, la reducción de la repo revertida y la reducción de la relación de reservas de efectivo del 9% en agosto de 2008 al 5% desde enero de 2009 en adelante15.

Sin embargo, existen ciertos problemas básicos relacionados con la naturaleza, la dirección y los efectos anticipados de estos paquetes. Uno de ellos es que los montos adjudicados son totalmente insuficientes si se tiene en cuenta que el monto total del estímulo de INR 311.000 millones (USD 6.500 millones) constituye apenas el 0,8% del PIB. Es más, existe ambigüedad acerca de los sectores en los que se deberá desembolsar el monto adicional de INR 200.000 millones (USD 4.200 millones). Ya se ha producido un retraso de casi ocho meses en los desembolsos realizados. Agregar fondos adicionales ante la existencia de tal retraso hace que difícilmente puedan ser oportunos los desembolsos16.

Las adjudicaciones presupuestarias centrales para el desarrollo descendieron del 7,5% en el período 2002-2003 al 6,0% en el de 2007-2008 según las normas de la Ley de Responsabilidad Fiscal y Gestión del Presupuesto. La adjudicación presupuestaria para el desarrollo para 2008-2009 es de alrededor del 6,8% del PIB; deberá aumentar por lo menos hasta alcanzar el 7,5% si ha de producir un impacto general, lo que significa que “los desembolsos adicionales deben llegar a alrededor de INR 400.000 millones (USD 8.300 millones) en lugar de INR 200.000 millones (USD 4.100 millones)”17.

La disminución del CENVAT en 4% significa que solo se aplicará a productos con tasas arancelarias de más del 4%, lo que implica el fomento de la demanda del consumo de bienes duraderos y de lujo, principalmente. Se ha señalado además que ello “provocará un impacto en el apoyo a la actividad económica solo si los productores responden recortando los precios y si tales recortes generan respuestas en cuanto a la demanda”18. No parece funcionar así. Por ejemplo en la industria de la aviación el descenso de los precios de combustible no se tradujo en la reducción de los precios al consumidor que se esperaba.

Se ha exigido con insistencia que se implemente un programa de inversión pública masivo para la infraestructura social y económica que genere empleos y aumente la demanda interna.
                                                                                                 
La pérdida de empleos y el desafío para la seguridad social

La pérdida de empleos en muchos de los sectores clave representa un serio desafío para una política de seguridad social que era ya poco ambiciosa. Una encuesta entre una muestra de industrias relacionadas con la exportación que llevó a cabo el Departamento de Comercio revela que se perdieron unos 109.513 empleos durante el período agosto de 2008 a enero de 2009. El Ministerio de Trabajo llevó a cabo una encuesta similar entre sectores importantes como el de la industria automotriz, la manufacturera, la de minería, la textil, la metalúrgica, y la de piedras preciosas y joyería, que juntas contribuyeron a más del 60% del PIB en 2007-2008. La encuesta reveló que alrededor de medio millón de trabajadores perdieron el empleo entre octubre y diciembre de 2008.

Esta situación constituye un serio desafío para la seguridad social ya que de la plantilla total de trabajadores de 457,5 millones, existen 422,6 millones que se encuentran categorizados como no organizados o desprotegidos. De ellos, 393,5 millones se encuentran en el sector informal y apenas 29,2 millones en el formal. Alrededor del 38% de la plantilla de trabajadores desprotegidos son mujeres19.

Conclusiones

Los indios han demostrado su confianza al votar para un segundo período a la Alianza Unida para el Progreso. Sin embargo, el desafío para el Gobierno actual consiste en la búsqueda de un equilibrio sensato entre llevar adelante el programa de reforma económica en curso y brindar alivio social y económico a los 250 millones de ciudadanos que, según las estadísticas del Banco Mundial, aún viven en la pobreza extrema20. La crisis actual plantea una nueva serie de problemas para un país que ya sufría de desigualdades enormes y niveles alarmantes de hambre y desnutrición21.

1 Subbarao, D. “India: la gestión del impacto de la crisis financiera mundial”. Discurso en la sesión anual de la Confederación de la Industria de la India, 26 de marzo de 2009.

2 Outlook India (revista semanal de noticias). IMF Lowers India’s Growth Estimate to 4.5% for 2009 [El FMI reduce la estimación del crecimiento de la India al 4,5% para 2009], 22 de abril de 2009. Disponible en: <news.outlookindia.com/item.aspx?658780>.

3 RBI. Macroeconomic and Monetary Development in 2008-09 [Desarrollo macroeconómico y monetario en 2008-09]. Banco de la Reserva de la India. Disponible en: <rbidocs.rbi.org.in/rdocs/Publications/PDFs/MMDAPRFull2004.pdf>.

4 Ibid.

5 Chandrashekhar C. P. y Ghosh, J., India and the Global Financial Crisis [India y la crisis financiera mundial]. Macroscan, 2008. Disponible en: <www.macroscan.org/the/trade/oct08/trd15102008Crisis.htm>.

6 Ibid.

7 Desarrollo macroeconómico y monetario en 2008-09.

8 Subbarao, D., op.cit.

9 Ibid.

10 Ibid.

11 “India: la gestión del impacto de la crisis financiera mundial”.

12 Ibid.

13 Ver Gobierno de la India. “Medidas gubernamentales adicionales para estimular la economía.” Comunicado de prensa, 2 de enero de 2009; y “Exenciones adicionales anunciadas para el Impuesto Central de Aduanas y Servicios.” Comunicado de prensa, 24 de febrero de 2009.

14 Ibid.

15 Ibid.

16 Fundación para la Investigación EPW. Stimulus Packages Facing Institutional Constraints [Paquetes de estímulo se enfrentan a restricciones institucionales]. Economic and Political Weekly 44(04), 24 de enero de 2009.

17 Ibid.

18 Ghosh, J. Weak Stimulus [Débil estímulo]. Frontline, 22 de enero de 2009.

19 Gobierno de India. Unorganized Manufacturing Sector in India: Input, Output and Value Added [Sector manufacturero desorganizado de la India: insumos, producción y valor agregado] Informe de la encuesta nacional por muestras 526. Ministerio de Estadística e Implementación de Programas, 2009.

20 Chen, S. y Ravallion, M. “El mundo en desarrollo es más pobre de lo que pensábamos pero no menos exitoso en la lucha contra la pobreza”. Documento de Trabajo de Investigación de Políticas 4703. Washington, D.C.: Banco Mundial.

21 Según el IFPRI (Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias) (2008), la India alberga la población más grande del mundo con inseguridad alimentaria, con más de 200 millones de personas con hambre. El informe demuestra que el fuerte crecimiento económico no se ha traducido en niveles menores de hambre.

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFG
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar