Kenya

El informe de Social Watch-Kenia registra "una inversión pesada e inédita en proyectos de mega-infraestructura". En lugar de estimular un crecimiento económico equitativo, esto genera una carga de deuda insostenible de unos 50 billones de dólares.

El informe señala que "los sectores que lideran el crecimiento han tenido un desempeño malo en cuanto a reducción de la pobreza y promoción de la equidad. La disminución de la actividad en los sectores agrícola y manufacturero ha dado lugar a un crecimiento sin empleo que ha convertido a Kenia en una de las sociedades más desiguales del mundo".

La implementación de la Agenda 2030 requiere de urgentes medidas audaces y transformadoras necesarias para que el mundo cambie y tome un camino sostenible y resiliente. Para que sea un viaje colectivo del que nadie quede excluido, la escala y la ambición de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las 169 metas requieren un enfoque amplio e integrado, no solo para equilibrar y realinear la economía mundial, sino también para modificar las prácticas político-económicas regionales y nacionales. La política de siempre y la economía determinada por los ricos y poderosos no tendrán cabida en este nuevo camino. El sentido histórico y el contenido social-estructural de este cambio implicarán la modificación de las estructuras profundas de la pobreza en las economías de la periferia e incluyen el abordaje de diferentes aspectos de la autonomía de los estados y los déficits democráticos subyacentes que se interponen en el camino de la construcción de las economías nacionales sostenibles.

La implementación de la Agenda 2030 requiere de urgentes medidas audaces y transformadoras necesarias para que el mundo cambie y tome un camino sostenible y resiliente. Para que sea un viaje colectivo del que nadie quede excluido, la escala y la ambición de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las 169 metas requieren un enfoque amplio e integrado, no solo para equilibrar y realinear la economía mundial, sino también para modificar las prácticas político-económicas regionales y nacionales. La política de siempre y la economía determinada por los ricos y poderosos no tendrán cabida en este nuevo camino. El sentido histórico y el contenido social-estructural de este cambio implicarán la modificación de las estructuras profundas de la pobreza en las economías de la periferia e incluyen el abordaje de diferentes aspectos de la autonomía de los estados y los déficits democráticos subyacentes que se interponen en el camino de la construcción de las economías nacionales sostenibles.

Huduma es una iniciativa de InfoNET previamente incubada en SODNET (punto focal de Social Watch en Kenia), la Campaña del Milenio de las Naciones Unidas y el Instituto Africano para la Salud y el Desarrollo (AIHD) que busca mejorar la prestación de servicios públicos a través del uso estratégico de la tecnología.

La estrategia se enmarca dentro de una lógica de mejorar la capacidad del Estado y la de un ciudadano informado para mejorar colectivamente los servicios. Si bien el Estado sigue siendo el mayor proveedor o garante de los servicios, los ciudadanos tienen el derecho y la responsabilidad de participar en la mejora de los mismos. Huduma pone en manos de los ciudadanos una tecnología muy simple y herramientas y plataformas tecnológicas que permiten amplificar sus voces, mientras que, al mismo tiempo, aumenta su responsabilidad.

James Maina Mugo, miembro
local de Social Watch, envió esta
carta a las autoridades kenianas

La policía de Kenia no buscó con la debida diligencia a Agnes Wanjiru-Wanjiku, desaparecida el 31 de marzo en un hotel de la localidad de Nanyuki. Su cuerpo fue hallado el 5 de junio por personal de limpieza en un tanque séptico detrás del hotel. A pesar de la presión de familiares y de la sociedad civil, encabezada por Social Watch, las autoridades responden con mucha lentitud al creciente clamor popular que acusa del asesinato a soldados británicos y que rechaza el acuerdo de cooperación militar vigente entre Nairobi y Londres.

Philip Thigo. (Foto: Indigo Trust)

The Indigo Trust, fundación con sede en Londres que financia proyectos de carácter social que aplican tecnologías de la información y la comunicación en África, asignó a SODNET (punto focal de Social Watch en Kenia) una subvención de 30.750 libras en reconocimiento por su trabajo para mejorar la vida de los ciudadanos.

En 2010, después de muchos años de lucha, los keniatas lograron negociar una constitución revolucionaria. Su enfoque orientado a los derechos básicos, la responsabilidad de los ciudadanos y los servicios públicos establece las bases para la definición del rol central del Estado en la construcción de una economía que cumpla las promesas de equidad, participación y derechos básicos. Al hacer de la participación popular y la prestación de servicios el núcleo de la política del desarrollo sustentable, las personas se convierten en una nueva fuerza revolucionaria. La nueva Constitución también establece el derecho de todos los kenianos a un medio ambiente limpio y saludable. In environmental terms, the new Constitution is also a step forward since it establishes the right of every Kenyan to a clean and healthy environment.
Ministro de Finanzas Uhuru Kenyatta.

Fuentes
Sodnet: http://bit.ly/iQaDPT http://bit.ly/kUE248

Los ciudadanos keniatas dispondrán de tiempo hasta el fin del mes de junio para participar en el debate público sobre el presupuesto presentado a la Asamblea Nacional legislativa por el Ministerio de Hacienda. La Constitución ordena a la Comisión Parlamentaria de Presupuesto procesar la representación de la sociedad y tomar en cuenta sus recomendaciones. La Red de Desarrollo Social (Social Development Network, SODNET, punto nacional focal de Social Watch), se ha comprometido a desempeñar un papel relevante, canalizando información al público de manera abierta.

La crisis financiera mundial generó desempleo endémico, déficit presupuestario en aumento y crecimiento de la deuda. El Gobierno debe implementar una política fiscal que estabilice la economía y varíe el monto y la estructura de los impuestos y de los gastos, así como la distribución de la riqueza. Debe también garantizar la adjudicación eficiente de los recursos públicos y la transformación social a todo nivel. Por otra parte, la financiación del desarrollo debe acompañar la reforma democrática. El proceso debería desafiar la lógica centralizadora del poder, surgiendo de un debate público que apunte a la equidad y la dignidad.

Diversos actores de la sociedad civil unieron esfuerzos para crear la plataforma electrónica llamada “Ushahidi”, un elemento clave para el desarrollo pacífico de las elecciones constitucionales en Kenia, que tuvieron lugar el  4 de agosto de este año. Éste fue el segundo intento de darle una nueva Constitución a Kenia, un paso fundamental hacia la consolidación democrática del país.

Syndicate content