El viejo debate en torno a los fines y los medios por lo general se ocupa de los procedimientos inaceptables reclamando legitimidad debido a los resultados ya previstos. Pero no más. En el actual debate internacional en torno a los objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas, los "fines" se establecen tan bajo que no es realmente necesario ningún esfuerzo importante de nadie. "No se necesitan medios si los objetivos no tienen sentido", comentó Roberto Bissio, editor en jefe del Informe Social Watch 2014, presentado el miércoles 9 de Julio en Nueva York durante la reunión ministerial del Foro Político de Alto Nivel de la ONU.

Los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), subdividos en ciento setenta metas, fueron aprobados el sábado 19 de julio en Nueva York por un Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas. Después de un año y medio de negociaciones y una maratónica sesión final de treinta y nueve horas ininterrumpidas, el embajador keniano Macharia Kamau, copresidente de la reunión, bajó el martillo para cerrar la sesión a las dos de la tarde y con el micrófono aún abierto dijo a un asistente: “Salgamos rápido de aquí”. Y se escabulló por una puerta lateral, al parecer para evitar las protestas airadas de algunos de los más recalcitrantes que querían seguir discutiendo.

A pesar de la importancia de los acuerdos firmados y la consolidación del grupo BRICS en la economía mundial, los países del bloque todavía tienen dificultad en convertir la riqueza en beneficios sociales para sus poblaciones, según Nathalie Beghin, coordinadora de asesoramiento sobre políticas de Instituto de Política Consultiva de Estudios Socioeconómicos (INESC).

Los presidentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica firmaron un acuerdo para la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), cuyo objeto es la financiación de proyectos de infraestructura en los países miembros.

Lanzamiento del Informe
SW 2014.

El informe Social Watch "Medios y Fines" fue lanzado el pasado 10 de julio en la sede de la ONU en Nueva York durante un evento paralelo del Foro de Cooperación para el Desarrollo. El evento permitió presentar algunos aspectos clave del informe y se abordaron cuestiones estratégicas del debate actual de la cooperación para el desarrollo, como el "apalancamiento" de la asistencia oficial al desarrollo (AOD) y su redefinición, el acceso corporativo a los fondos de la AOD y la arquitectura financiera global.

Al presentar el debate, Barbara Adams de Social Watch y del Global Policy Forum, dijo que las conversaciones actuales sobre "asociaciones" están cambiando el panorama de la cooperación para el desarrollo hacia uno de múltiples asociaciones libres, no transparentes, que no rinden cuentas, con empresas trasnacionales como actores principales.

En el último cuarto de siglo la globalización de la economía mundial y las oleadas de desregulaciones y privatizaciones han favorecido la aparición y el aumento del poder de las grandes empresas transnacionales. Al calor de este impulso el sector de las grandes empresas ha alcanzado una enorme influencia tanto en el ámbito político como en el sistema económico global.

Syndicate content