La evasión de impuestos y la vulnerabilidad del medio ambiente han sido identificadas por la sociedad civil salvadoreña como los principales obstáculos para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en El Salvador. En 2013, la evasión de impuestos se estimó en 1,500 (mil quinientos) millones de dólares, más de la cuarta parte de los ingresos totales del gobierno. Al mismo tiempo, el promedio anual de las pérdidas debidas a fenómenos meteorológicos extremos en el siglo XXI hasta ahora es "equivalente a casi el 60 por ciento de la media anual de su inversión pública". Es urgente tomar un camino de desarrollo que proteja a la naturaleza de una mayor degradación y fortalezca los ecosistemas para reducir las vulnerabilidades ambientales que afectan sobre todo a los sectores más pobres de la población.

Más de un tercio de la población de Afganistán (más de nueve millones de personas) no satisface sus necesidades básicas, y muchos más son altamente vulnerables a caer en la pobreza debido a la continuación del conflicto y la fuerte dependencia de la agricultura y de la ayuda internacional, a lo que se suma la falta de políticas claras favorables a los pobres.

El informe de Afganistán de la sociedad civil confirma que el país "ha recibido una cantidad sin precedentes de ayuda internacional para el desarrollo en los últimos catorce años". Este enorme flujo de ayuda "ha beneficiado al país pero también ha ocasionado problemas: corrupción, sistemas de administración fragmentados y paralelos, pobre eficacia de la ayuda y ha debilitado la gobernabilidad".

La participación de las mujeres en el Parlamento nacional (27%) es muy superior a la media mundial del 21,8 por ciento. Pero las normas culturales de género y las largas distancias que deben realizarse a pie para llegar a la escuela en las zonas rurales aún impiden a muchas niñas el acceso a la educación y la violencia contra las mujeres sigue siendo un desafío de enormes proporciones.

Las contradicciones entre el crecimiento económico y los enfoques de desarrollo sustentable en Hungría se manifiestan en la Estrategia Marco Nacional de Desarrollo Sustentable (NFSSD) 2012-2024. El primer enfoque identifica el crecimiento económico clásico como un objetivo prioritario; mientras que el segundo hace hincapié en la preservación del medio ambiente y, en consecuencia, implica un cambio hacia patrones de consumo y producción sostenible. Se prevé el "desacoplamiento" del crecimiento económico y la destrucción del medio ambiente, pero hasta ahora no ha dado lugar a una reducción en términos absolutos de la tasa de alteración en los sistemas ecológicos causados por el hombre, aunque ha contribuido a una reducción modesta en su crecimiento.

Si la Agenda 2030 puede cumplir con su promesa de avanzar en el proceso de desarrollo sustentable  y la cooperación internacional solo se verá en el proceso de implementación: prueba de ello será si se crea un sistema de monitoreo preciso y transparente, sostiene el informe de la sociedad civil de Hungría.

El gobierno de Tailandia ha anunciado un marco político "Pracha Rath" (Estado del Pueblo), pero esto "irónicamente se ha convertido en una agenda compartida entre el gobierno y el conjunto industrial y corporativo, permitiendo que los intereses de estos últimos, en lugar de la sociedad y las y los ciudadanos, sean los principales motores del desarrollo". El informe de Tailandia de Social Watch 2016 describe una "trampa de desarrollo" con disminución de la autonomía de la comunidad en las zonas rurales. "A medida que la agroindustria toma el mando, los agricultores se convierten en trabajadores remunerados, o incluso contratados, en su propia tierra. Mientras tanto, los “planes de desarrollo" reclaman grandes proyectos para facilitar el suministro de recursos, combustible, energía y transporte para el sector industrial y áreas urbanas, causando una baja de reproducción de trabajo y dañando el medio ambiente".

El pasado 19 de junio hemos sido testigos del actuar extremadamente violento del Estado Mexicano al reprimir al magisterio y la sociedad organizada en resistencia en diversas zonas del estado de Oaxaca incluyendo el Istmo de Tehuantepec, Nochixtlán y la ciudad de Oaxaca.

Como resultado del uso excesivo de la fuerza, han sido contabilizadas por lo menos seis personas fallecidas y decenas de personas heridas y detenidas. Hasta el momento no se conoce el paradero de las personas detenidas ni el número total de personas heridas y fallecidas. La atención médica no ha sido garantizada y la población civil ha tenido que generar puestos de atención emergente para atender a las personas heridas sin poder darse abasto. 

Syndicate content