Échos de la presse

México ha concluido, en plena pandemia, la modernización de su acuerdo de asociación con la UE. Grandes oportunidades ven unos, más de lo mismo ven otros.

Un puente aéreo para llevar ayuda humanitaria concerniente a la lucha contra el COVID19. Un paquete de 20 mil millones de euros para ayudar a los países socios que más lo necesiten. Repatriación de medio millón de ciudadanos: éstas son, básicamente, las medidas que se plantean como ayuda inmediata desde Bruselas para países terceros. Van llegando también aportes puntuales de los países como una clínica móvil y equipos médicos de Alemania para Colombia.

La UE prepara un plan de ayuda a sus socios. Pero los fondos de cooperación que pueda poner a disposición no alcanzan en América Latina. La verdadera ayuda pasaría por negociar la deuda, dicen especialistas.

UNITED NATIONS, Apr 23 2020 (IPS) - The UN’s 17 Sustainable Development Goals (SDGs), described as an integral part of its highly-ambitious development agenda, may be in deep trouble.

Aimed at addressing some of the global challenges the world faces– including extreme poverty and hunger, inequalities in incomes and gender, climate change and environmental degradation– the SDGs now seem threatened by a world economy facing a brutal recession.

By Roberto Bissio*

versión en español.

The message could not have been clearer: "There is a very real threat of a rapidly moving, highly lethal pandemic of a respiratory pathogen killing 50 to 80 million people and wiping out nearly 5% of the world’s economy. A global pandemic on that scale would be catastrophic, creating widespread havoc, instability and insecurity.”

El mensaje no pudo haber sido más claro: “Nos enfrentamos a la amenaza muy real de una pandemia fulminante, sumamente mortífera, provocada por un patógeno respiratorio que podría matar de 50 a 80 millones de personas y liquidar casi 5% de la economía mundial. Una pandemia mundial de esa escala sería una catástrofe y desencadenaría caos, inestabilidad e inseguridad generalizadas”.

Apalancando la corrupción.

En el acuerdo de culpabilidad que puso fin oficialmente al mayor caso de corrupción juzgado por los tribunales estadounidenses, la empresa constructora brasileña Odebrecht admitió haber pagado entre 2001 y 2016 “aproximadamente 778 millones de dólares en sobornos, en asociación con más de 100 proyectos en 12 países, incluyendo Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela”.

La quema de la Amazonía, el "pulmón del planeta”, especialmente en Brasil, llegó esta semana a un largo y apasionado debate en el pleno de la Eurocámara.

La preocupación común no se traduce, no obstante,  en una visión compartida de en dónde buscar tanto culpas como soluciones. Con todo, el acuerdo de la UE con los países del MERCOSUR,  logrado en junio de 2018, es el principal sospechoso de la quema de bosque para ganar tierra agroganadera.

At the International Statistics Institute World Congress, in Kuala Lumpur, Steve MacFeely, Head of Statistics at UNCTAD, presented a new paper on the opportunities and risks associated with using unofficial statistics to compile SDG indicators.

By Margaret O'Dwyer, DC
(With information from the Civil Society Reflection Group on the 2030 Agenda for Sustainable Development)

The High Level Political Forum, which is taking place now through July 18 at UN Headquarters in New York, typically involves countries reporting on their progress in achieving the UN’s 17 Sustainable Development Goals.   It is usually civil society, however, which points out the gaps. One means of doing so is through the Spotlight Report, which has just been released.  The report calls for stronger commitments in realizing human rights and a shift in how and where power is vested.

Syndicate content