GHANA

La inequidad: el mayor desafío

La crisis global ya ha afectado seriamente la economía de Ghana. El daño inicial ha incluido la reducción de exportaciones y remesas del exterior y una devaluación galopante.  La crisis amenaza con perjudicar los esfuerzos para reducir la pobreza, que habían registrado éxitos.  Los intentos del gobierno por mitigar el impacto de la crisis parecen insuficientes.  El mayor desafío es mejorar la distribución de la renta, ya que la pobreza es más profunda en las zonas rurales.  Se vuelven urgentes políticas de fortalecimiento de la agricultura, un sector que venía aportando casi el 40% del PIB.

Coalición Social Watch de Ghana

Los rigurosos vientos de la crisis financiera global ya han comenzado a castigar a Ghana. El cedi, la moneda nacional, perdió el 23% de su valor ante el dólar en 2008, y el 19% ante el euro.  Los flujos de capital privado se están agotando y proyectos importantes de inversión se están dejando en suspenso debido a problemas de flujo de efectivo y dudas sobre su verdadera rentabilidad. Se reducen cada vez más las donaciones, tanto para el gobierno como para las organizaciones de la sociedad civil. Los sectores vulnerables de la sociedad, en particular las mujeres y niños rurales y urbanos cuya supervivencia depende de organizaciones de caridad, filántropos o programas de seguridad de ONG, están en serio riesgo.  De acuerdo con la Encuesta de Estándar de Vida de Ghana, el porcentaje de la población que vive por debajo de la línea de pobreza cayó significativamente, del 51,7% en 1991/92 al 28,5% en 2005/5, incluyendo un descenso del 17% zonas urbanas y 24% en comunidades rurales.1  Si bien el progreso fue más lento en las tres regiones del norte del país, esta tendencia generó gran optimismo respecto de que Ghana pudiera alcanzar su primer objetivo ODM de reducción de pobreza en pocos años.

Ese optimismo se está viendo eclipsado por la sombra expansiva de la crisis global. Se había pronosticado que el Producto Interno Bruto (PIB) creciera un 7% en 2008, pero la tasa fue del 6,2%. La meta más baja de 5,9% para 2009 refleja la creencia de que un descenso en el crecimiento económico global probablemente empuje a la baja el precio mundial de mercado del cacao, una de las exportaciones principales del país.

Agravando el daño de la baja anticipada en la cantidad y precio de las exportaciones de Ghana, los economistas están proyectando un 20% de caída en las remesas de ghanianos que trabajan en el exterior para 2009.2  Esto constituiría un duro golpe, ya que hoy equivalen a un 30% de las exportaciones. Hablando en el Instituto Real de Asuntos Internacionales de Londres en marzo de 2009, el Presidente Atta Mills admitió que la economía de Ghana enfrenta desafíos preocupantes, y agregó que “el giro negativo en la economía traerá como resultado muy pero muy serias repercusiones para nuestra economía”.  También predijo que la reducción de las remesas del exterior sería seguida por un derrumbe en el apoyo de donantes y el comercio.

La disminución de las remesas agregaría presión sobre el cedi, que ha caído debido a la mayor demanda de moneda extranjera para cumplir con las cuentas del petróleo y precio de los alimentos, las necesidades del desarrollo en infraestructura y el pago de las deudas externas. El cedi perdió terreno ante todas las principales monedas en el segundo trimestre de 2008, a una tasa anual del 31%. En el primer trimestre de 2009, la depreciación llegó al 10%. Se espera que esto acelere la inflación, que ya está subiendo muy por encima de las proyecciones como resultado de los precios internacionales más altos para los alimentos y el petróleo crudo. En 2008, en vez de subir entre el 6% y el 8% como estaba previsto, los precios saltaron entre el 16,5% y el 18,1%. Las depreciaciones de la moneda ayudaron a acrecentar la tasa al 20,53% en marzo de 2009. El precio creciente de las importaciones de combustible podría convertir al transporte en uno de las principales causas de inflación para abril de 2009.3

El presupuesto 2009

En respuesta a la desaceleración del crecimiento y sus beneficios desiguales, es probable que el Gobierno adopte una “estrategia de desarrollo de distribución con crecimiento y estabilidad”, que se dirigiría a grupos y regiones desfavorecidos. No hay certeza de que pueda cumplir sus objetivos. Por el momento no hay señales claras sobre la dirección de su política económica.

El presupuesto 2009 tiene tres objetivos principales: es un primer esfuerzo por poner en práctica las ideas contenidas en el manifiesto del partido de gobierno, Congreso Nacional Democrático (NDC), responder a las crisis globales: financiera, de combustible y de alimentos, y abordar los desafíos socioeconómicos existentes. La fuerza motora está en los cuatro temas fundamentales que aborda el manifiesto del NDC: gobierno transparente, economía fuerte creadora de empleo, inversión en la gente y expandir la infraestructura para el crecimiento. Aun cuando el Gobierno ha delineado algunas iniciativas de políticas para intentar mitigar los efectos de la crisis mundial, éstas no parecen ser adecuadas. Más aún, debería señalarse que las medidas gubernamentales para estimular y subsidiar la producción granjera son mínimas. De acuerdo con el FMI, la agricultura contribuye con cerca del 40% del PIB, y emplea a más de la mitad de la población económicamente activa, pero es éste el sector done es mayor la incidencia de la pobreza.  Alrededor del 70% de la población rural participa en la agricultura.4 Aun así, el país importa más del 40% de su alimento, pero esto podría revertirse. Ghana tiene capacidad para liderar una “revolución verde” en África. Sólo un 16% de la tierra arable del país se usa para labranza.5 Para impulsar la agricultura y contribuir a la creación de empleo, al crecimiento económico y al bienestar general de la población, los agricultores necesitan apoyo para invertir en insumos, fertilizantes, capacitación y acceso a mercados. Sin embargo, en este momento crítico, el presupuesto 2009 destina sólo un 10% de sus fondos a la agricultura.

El desafío mayor

La reducción drástica de la pobreza exigirá una distribución más equitativa, además de mayor crecimiento. En este momento el país está experimentando una inequidad en alza, disparidades regionales crecientes y profunda pobreza. En la sabana rural, por ejemplo, un alarmante 60% de la población sigue siendo pobre, y la pobreza disminuye a un rimo menor que en cualquier otro lugar del país.  En las regiones Oriental Superior y Occidental Superior, la tasa de pobreza no disminuyó en absoluto entre 1991/92 y 2005/6, y en las regiones de Accra Mayor y Occidental Superior, de hecho creció.

El Análisis Integral de Seguridad y Vulnerabilidad Alimentaria para Ghana del Programa Mundial de Alimentación reveló que alrededor de 1,2 millones de personas – 5% de la población – padece inseguridad alimentaria. Sin embargo, el promedio nacional no muestra las diferencias entre regiones, donde, el 34% de la región Occidental Superior, el 15% de la Oriental Superior y el 10% de la región Norte sufren inseguridad alimentaria, lo que suma un total de 435.000 personas. El estudio identificó además unos 2 millones de ghanianos cuyos patrones de consumo alimentario eran apenas aceptables al momento del estudio, y que podrían deteriorarse rápidamente después de un impacto natural o de origen humano. De estos, 1,5 millones viven en zonas rurales de las regiones Occidental Superior, Oriental Superior y Norte.

El impacto de la crisis global sobre la economía de Ghana será grave a mediano plazo. La cuestión que los ciudadanos están tratando de abordar es si el país debería concentrarse en la ayuda de la comunidad internacional para lidiar con la caída de la economía, o recurrir a iniciativas fiscales y monetarias duras. Las agricultoras ghanianas necesitan apoyo urgente en forma de inversión en insumos, como fertilizantes, y además en capacitación y acceso a mercados. Esto estimularía la agricultura y al mismo tiempo contribuiría a la creación de empleo, al crecimiento económico, y al bienestar de la población.

 

1 Daily Graphic, 23 April 2009.

2 UN World Food Programme (UNWFP). (2009). Assessing the Impacts of the Global Economic and Financial Crisis on Vulnerable Households in Ghana. Available from: <74.125.47.132/search?q=cache:5WmMJOIftbcJ:ochaonline.un.org/OchaLinkClick.aspx%3Flink%3Docha%26docId%3D1111129+WFp+Assessing+the+Impacts+of+the+Global+Economic+and+Financial+Crisis+on+Vulnerable+Households+in+Ghana&cd=2&hl=es&ct=clnk&gl=uy>.

3 Business & Financial Times, 14 April 2009.

4 La agricultura continúa dominando la economía con un 33.59% de incidencia en el PIB de 2008. El crecimiento del sector fue de 5,1%, impulsado por los sub-sectores cultivos y ganado, los que crecieron 5,82%.

5 Datos de la Iniciativa Economía Verde. Ghana goes biofuel, despite global food crisis”. Disponible en: <www.greeneconomyinitiative.com/news/176/ARTICLE/1205/2008-12-06.html>.

Tratados internacionales sobre Derechos Humanos
ABCDEFGHI
Convenios OIT
C 87 C 98 C 105 C 100 C 111C 138 C 182
» Ver más


SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETÍN

Enviar