Social Watch news

La Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular, el ODS-5 ("Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas") es un ambicioso intento de establecer un marco de política mundial que, si se aplica íntegramente, quiere lograr la igualdad de género de manera transformadora. Sin embargo, a pesar de algunos progresos, todavía queda mucho camino por recorrer en áreas como la mejora del acceso a la atención médica, la educación, la higiene y la calidad de vida general de la mujer

Los estadísticos de todo el mundo, reunidos en la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas en marzo, volverán a hacer un balance de los progresos de los datos de los últimos doce meses en el mundo, impulsados en gran medida por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El informe oficial sobre cómo llenar los vacíos en el Marco de Indicadores Globales, una prioridad clara de la Comisión en 2018, muestra que, si bien se han logrado algunos avances, también hay temas estancados. Las brechas y tensiones persisten en la selección e interpretación de los indicadores, los datos para llenarlos, la selección de socios, el control del proceso y la propiedad de los resultados.

Estos enfrentamientos se remontan a las negociaciones sobre la Agenda 2030 y sus objetivos y metas, y han continuado a la hora de definir el marco de indicadores globales. Una edición especial del Global Policy Journal detalla la compleja dinámica de poder involucrada en este proceso. Los investigadores muestran que la selección de indicadores no depende únicamente de consideraciones técnicas, sino que, en última instancia, se remiten a cuestiones políticas y de prioridades en competencia entre una variedad de actores diferentes. Una propuesta, que se describe más adelante, sostiene que los sistemas estadísticos nacionales deben hacerse cargo de este proceso con urgencia y muestra cómo pueden hacerlo.

Los derechos humanos son también el punto de partida para la crítica de la sociedad civil a las políticas oficiales en México. Las organizaciones de la sociedad civil mexicana exigen coherencia entre la Agenda 2030 y las políticas gubernamentales en materia económica y energética. Afirman que la reforma en curso del sector energético prioriza las actividades comerciales de exploración y explotación de hidrocarburos sobre cualquier otra actividad en los territorios y sin las salvaguardias necesarias que protegen eficazmente el agua, el patrimonio biocultural, la salud de las personas y las comunidades. Como resultado del examen realizado en marzo de 2018, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU recomienda que el Estado mexicano tenga plenamente en cuenta sus obligaciones en virtud del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) y garantice la el pleno disfrute de los derechos reconocidos en él en la implementación de la Agenda 2030 a nivel nacional.

En Filipinas, con un enorme mandato para respaldarlo, el gobierno del presidente Rodrigo Duterte (referido localmente como ‘DU30’ porque esa sigla suena como ‘Duterte’ al ser leída en inglés) emprendió un objetivo a largo plazo consistente con la Agenda 2030, que promete poner fin a la pobreza para 2040 y construir una sociedad más justa, próspera, estable y pacífica a través del crecimiento económico inclusivo que tenga en cuenta los límites ambientales.

El año 2019 comienza lleno de incertidumbres y también de esperanzas. En un mundo rápidamente cambiante e impredecible, nuestra voz y las voces populares que reflejamos  y amplificamos deben ser escuchadas. Nuestros gobiernos y los poderosos del mundo deben rendir cuentas.

En 2019, como hemos estado haciendo desde la adopción de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, la red de Social Watch contribuirá al informe global Spotlight, difundirá los informes independientes de la sociedad civil y llevará sus conclusiones al Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (FPAN).

El FPAN es la plataforma central de la ONU, mandatado por la Agenda 2030, para desempeñar “un papel central en la supervisión de una red de procesos mundiales de seguimiento y examen”. La próxima reunión ministerial del FPAN se realizará del 9 al 18 de julio en Nueva York. Allí se realizará una revisión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 4, 8, 10, 13, 16 y 17 (los llamados "objetivos políticos", incluyendo desigualdad, gobernanza e implementación).
El tema de este año será "El empoderamiento de las personas y el logro de la inclusión y la igualdad."

El Informe "Spotlight" 2018 profundiza en las políticas, los recursos y las acciones que serán necesarios para aplicar la Agenda 2030, basándose en parte en propuestas e ideas que ya se han debatido o intentado llevar a la práctica en diferentes partes del mundo. Destaca las políticas y los enfoques que se apartan de lo habitual y que dan prioridad a los derechos humanos y al respeto de los límites planetarios.

El informe 2018 consta de tres partes. La primera engloba artículos que resumen las principales conclusiones de las contribuciones a este informe y los mensajes de los informes nacionales de la sociedad civil. La segunda parte se centra en áreas transversales de reforma política que demuestran las interrelaciones entre varios ODS, la necesidad de "des-compartimentar" los enfoques políticos actuales y de promover políticas que sean verdaderamente coherentes en aras del desarrollo sostenible, los derechos humanos y la justicia de género. La tercera parte incluye 17 enfoques sobre los ODS que destacan una selección de ejemplos de buenas o malas políticas en función de objetivos específicos.

Kate McInturff falleció el pasado 27 de julio. Kate integró el Comité Coordinador de Social Watch (donde ayudó enormemente a dar forma a nuestra estrategia de investigación y análisis de género) y contribuyó a los informes nacionales de Social Watch de 2012, 2014 y 2016. Como investigadora asociada en el Canadian Center for Policy Alternatives (CCPA), fue la autora principal del enormemente popular informe "Los mejores y peores lugares para ser mujer en Canadá".

La experiencia de las Revisiones Nacionales Voluntarias y de los informes sombra (spotlight) de la sociedad civil

Porqué son clave para la participación significativa y el cabildeo

El evento paralelo "Implementación de los ODS a nivel nacional: ¿Cuál es el objetivo de los informes nacionales?" se llevó a cabo el 17 de julio en Nueva York, durante la reunión del Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible de la ONU. El debate se centró en los informes voluntarios nacionales (IVN) y en los informes paralelos "sombra" o "spotlight" realizados por las organizaciones de la sociedad civil (OSC) sobre el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Nueva York, 30 de julio (GPW) – El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, convocó a una reunión de alto nivel el próximo 24 de setiembre en la que anunciará una nueva estrategia de inversión privada mundial. Bajo el título de “Financiamiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, la reunión busca generar impulso y apoyo para movilizar recursos públicos, privados, nacionales e internacionales, mejorar las normas y estándares financieros y difundir a los países en desarrollo tecnologías digitales para ayudarlos a acceder a las finanzas.

Los detalles del formato y el objetivo de la reunión fueron anunciados el viernes 27 de julio por la secretaria general adjunta, Amina J. Mohammed, y el subsecretario general, Elliot Harris.

Después de muchos años de campaña por parte de movimientos de mujeres, sindicales y de derechos humanos en contra de acuerdos bilaterales y regionales llamados “de libre comercio” o “de comercio e inversión,” el gobierno de los Estados Unidos ha pasado a la posición opuesta. El presidente Donald Trump ha impuesto tarifas proteccionistas al acero y el aluminio, con lo que desató medidas retaliatorias e inició una “guerra comercial” de incierto resultado. Trump quiere renegociar el tratado de libre comercio de América del Norte (también conocido como NAFTA, por su sigla en inglés) y ha retirado a los Estados Unidos del Acuerdo del Pacífico, antes conocido como TPP por “Trans-Pacific Partnership” y ahora rebautizado “Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico” por los once países que sí lo firmaron. Pero el agregado de dos adjetivos al nombre no refleja un cambio en la esencia del acuerdo que impulsara el presidente Barack Obama para oponerse a los avances de China en la región.

Syndicate content